• Regístrate
Estás leyendo: Las cinco cosas que la gente más lamenta en su lecho de muerte
Comparte esta noticia
Sábado , 22.09.2018 / 12:15 Hoy

Cosmovisión

Las cinco cosas que la gente más lamenta en su lecho de muerte

Jorge Reynoso M.

Publicidad
Publicidad

A muchos pacientes con enfermedad terminal se les preguntó acerca de las cosas que hubieran hecho de manera diferente, o de sus arrepentimientos, y estas fueron las respuestas más comunes:

1. Ojalá hubiera tenido el coraje de vivir una vida fiel a mí mismo, no la vida que otros esperaban de mí.

Este fue el lamento más común. Cuando las personas se dan cuenta de que su vida está a punto de terminar y miran hacia atrás, ven con claridad que por privilegiar los sueños ajenos, se olvidaron de los propios. Por ello, honre en plena salud, todos sus sueños posibles.

2. Ojalá no hubiera trabajado tan duro.

Muchos de los pacientes, principalmente los de sexo masculino, lamentaron haber perdido la infancia y juventud de sus hijos, y la compañía de su pareja. Gastaron su vida en la cinta de una exigencia de trabajo.

Simplificar su estilo de vida y tomar decisiones conscientes en el camino, le posibilitará necesitar menos de lo que cree. Crear más espacios en su vida, le permitirá estar más abierto a nuevas oportunidades más compatibles a sus expectativas de vida.

3. Ojalá hubiera tenido el coraje para expresar mis sentimientos.

Muchas personas suprimieron sus sentimientos con el fin de mantener la paz con los demás. Se conformaron con una existencia mediocre y no llegaron a ser lo que eran realmente capaces de llegar a ser.

Así, consciente de no poder controlar las reacciones de los demás, suelte las relaciones poco saludables de su vida.

4. Me hubiera gustado haber estado en contacto con mis amigos.

Es común para cualquier persona en un estilo de vida ocupado, que por estar atrapados en su propia vida, dejen que amistades de oro se desvanezcan con el paso de los años. Cuando al final todo lo que queda es el amor y la amistad.

5. Me hubiese gustado permitirme ser más feliz a mí mismo.

Muchos de los pacientes, atrapados en patrones y hábitos, hasta el final se dieron cuenta que la felicidad es una elección.

No se contenga ¡Sea tan feliz como pueda y las veces que pueda! Autor anónimo.

Amigo lector, si todo en la vida es una elección. Aprenda a elegir conscientemente, honestamente... sabiamente. ¿Qué opina?

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.