• Regístrate
Estás leyendo: El puente de Brooklyn
Comparte esta noticia
Domingo , 27.05.2018 / 09:13 Hoy

Cosmovisión

El puente de Brooklyn

Jorge Reynoso M.

Publicidad
Publicidad

En 1883, el ingeniero John Roebling se inspiró en la idea de construir un puente que conectase Nueva York con Long Island. Sin embargo, expertos de todo el mundo pensaron que ello no era posible.

Roebling siempre pensaba en su visión sobre el puente y sabía que podía hacerlo. Tras mucha discusión y persuasión convenció a su hijo, Washington, un ingeniero novato. Y trabajando juntos por 1ª vez, desarrollaron los conceptos de cómo vencer los obstáculos y construirlo. Muy entusiasmados y motivados, emplearon una cuadrilla e iniciaron la construcción de su puente de ensueño.

El proyecto inició bien, pero a los pocos meses, un trágico accidente en el sitio cobró la vida de John. Washington resultó con un daño cerebral que le impidió caminar, hablar y aún moverse. Todos tenían un comentario negativo y opinaban que el proyecto debería ser archivado.

A pesar de su limitación, Washington no se desanimó y conservó el ardiente deseo de terminar el puente. Intentó inspirar y entusiasmar a sus amigos, pero éstos estaban muy intimidados con el reto.

Mientras yacía en su cama de hospital, los rayos del sol se filtraron por la ventana y una suave brisa abrió las delgadas cortinas. Vio el cielo y los topes de los árboles... Parecía un mensaje de que no se rindiera.

Todo lo que podía hacer era mover un dedo, y decidió hacer su mejor uso de eso. Poco a poco desarrolló un código de comunicación con su esposa. Tocaba el brazo de ella, y ella les indicaba a los ingenieros qué hacer. Así reiniciaron el proyecto, y por 13 años, comunicando sus instrucciones a su esposa, terminaron el puente.

Hoy, el Puente de Brooklyn se yergue como un tributo al triunfo del indomable espíritu de un hombre y su determinación de no ser derrotado por las circunstancias. Un tributo a los ingenieros y su trabajo de equipo. Un monumento al amor y devoción de una esposa que con paciencia decodificó los mensajes y transmitió a los ingenieros qué hacer.

Nos muestra que los sueños que parecen imposibles pueden lograrse, que sin importar las limitaciones, aún el sueño más distante puede alcanzarse con determinación y perseverancia. Autor anónimo.

Amigo lector, y usted ¿qué opina?

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.