• Regístrate
Estás leyendo: Cuando todo vaya mal, recuerde que...
Comparte esta noticia

Cosmovisión

Cuando todo vaya mal, recuerde que...

Jorge Reynoso M.

Publicidad
Publicidad

El dolor es parte del crecimiento: A veces la vida nos cierra algunas de sus puertas, y es hora de seguir adelante. En los tiempos difíciles es cuando debemos aprender que no hay dolor que no venga acompañado de una buena enseñanza.
-No solo porque se cae una vez durante la lucha, significa que esté derrotado: todo gran éxito requiere de una gran batalla. Asienta que hay dos tipos de dolor: el que duele y el que nos hace cambiar... Nunca ruede con la vida, resista en ella.
-Todo es temporal: después de la oscuridad siempre habrá una luz. Por más que piense que la noche es eterna, nada dura para siempre. Por ello, cuando las cosas se encuentren bien, disfrute mucho de ellas, que tampoco son para siempre.
-Preocuparse y quejarse no cambia nada: quienes siempre se quejan, nunca logran nada. Es mejor intentar hacer algo grande y fracasar, que no hacer nada.
-Sus cicatrices son símbolo de su fuerza: vea sus cicatrices como un signo de fortaleza y no de dolor. Una cicatriz significa un dolor que ya sanó, una lección aprendida.
-Cada lucha es un paso adelante: la paciencia no se trata de esperar, sino de tener la capacidad de mantener una buena actitud mientras se aplica en alcanzar sus sueños. Luchar por algo implica perder estabilidad y renunciar a su zona de confort; por ello, acompáñese de la determinación que le permita alcanzar su meta.
-La negatividad de otros no es su problema: no permita que la amargura de otros cambien su ánimo. Nunca tome las cosas demasiado personales. Si la gente siempre habla de lo que usted hace bien y de lo que hace mal, preocúpese por sí mismo antes que preocuparse por lo que piensen los demás.
-Lo mejor que puede hacer es seguir adelante: hay que pasar por lo peor para llegar a lo mejor. La vida puede ser difícil, pero debe encontrar la fuerza para reír y el coraje para sentirse bien y para no estresarse por las cosas que no puede cambiar. Autor anónimo.
Amigo lector: viva con sencillez, ame con generosidad, hable con la verdad, trabaje con diligencia y siga creciendo día a día. Recuerde que la felicidad no es la ausencia de problemas, sino la capacidad de lidiar con ellos. Usted, ¿qué opina?

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.