• Regístrate
Estás leyendo: Aprender a escuchar
Comparte esta noticia
Domingo , 21.10.2018 / 15:06 Hoy

Cosmovisión

Aprender a escuchar

Jorge Reynoso M.

Publicidad
Publicidad

Mire de frente a su interlocutor y préstele su total atención. - Empatice con quien le hable; cuando eso suceda, la gente comenzará a abrirse más con usted, ya que los hará sentir seguros a la vez que importantes.

-No interrumpa. Deje que su interlocutor termine de hablar. No lo ignore, concéntrese en escucharlo y no en interrumpirlo. Cuando la gente se da cuenta que los está invitando a hablar, confiarán más en usted.

-Aliéntelos a hablar. Asienta con la cabeza cuando le hablen, o utilice palabras como “bien”, “continúe”, etc. Al hacerlo le responderán de manera positiva, ciertos de sentirse escuchados.

-“Espejo”. Repita lo que escucha de la otra persona, pero hágalo con sus propias palabras, lo que le hará saber a quién le habla, de manera literal, que lo está escuchando.

-Evite las discusiones. Busque la catarsis en la moderación y en la calma. Si evita las discusiones, dejará de preocuparse y le será más fácil comunicarse.

-Registre los detalles. La llave para el corazón de cualquier persona, son los detalles los que más impacto nos causan.

-No trate de solucionar los problemas de otros. Evite la tentación de aventurarse a resolver problemas ajenos; tenga cuidado de no cruzar la “línea” ni de tratar de brindar ayuda no solicitada. Muchas veces la gente solo quiere hablar, hablar... y ser escuchada.

-No juzgue. Si alguien no es honesto con usted, es porque siente que lo juzgará y lo hará sentir mal. Los humanos tenemos un miedo natural al rechazo, por lo que es vital que brindemos a los otros la misma aceptación que deseemos para nosotros.

-Sea honesto. La verdad engendra verdad. No espere honestidad, si usted se niega a ella. No hay sentimiento más honesto que saber que puede confiar ciegamente en alguien y que alguien puede confiar ciegamente en usted.

Amigo lector, mejoremos la comunicación. Aceptemos que aún y cuando a la mayoría nos gusta hablar más que escuchar, no hay razón para no aprender a escuchar; que entre más objetivos, activos y comprometidos seamos a la hora de escuchar, más agradables y productivas serán las conversaciones y mejor el entendimiento. Usted... ¿qué opina?

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.