• Regístrate
Estás leyendo: La farsa del agua
Comparte esta noticia
Viernes , 19.10.2018 / 21:59 Hoy

Trampantojo

La farsa del agua

Jorge Fernández Acosta

Publicidad
Publicidad

Somos tan ignorantes en materia de agua, y sus significados trascendentales en torno a la vida y las cuestiones de la sustentabilidad, que no nos damos el tiempo para reflexionar respecto a su valor para preservar el equilibrio ambiental y mucho menos para comprender que el recurso es esencial e indispensable para mantener las frágiles condiciones de los ecosistemas en que habitamos y más cuando se trata de asuntos de la ciudad metropolitana en este rubro.

El agua es el elemento sine qua non para el desarrollo de la civilización y, sin embargo, resulta incomprensible cómo ha sido que, a través de los años, se ha generado en torno a él una equivocada interpretación, desde la ignorancia, de lo que representa en términos económicos, sociales y ecosistémicos.

Vaya, pareciera que no queremos darnos cuenta –y mucho menos nos importa– que se desperdicie o se contamine. Pareciera que no tenemos idea, ni siquiera remotamente, del costo que implica llevarlo hasta el grifo de nuestras casas y, paradójicamente, tampoco tenemos nociones precisas sobre lo poco que pagamos por disfrutar de sus beneficios y virtudes. No sabemos medir su valor… y la tiramos y la ensuciamos y la usamos mal, como si el recurso fuese infinito. Es tiempo ya de comenzar a generar una renovada actitud sobre la cultura del agua y su uso eficiente ante la imperativa necesidad de aprender a desarrollar estrategias para solventar los problemas derivados de su escasez a más de replantear que es requisito relevante el considerar que el agua, aunque es renovable, puede extinguirse para efectos de consumo humano relativo a los usos urbanos, agrícolas y ecológicos.

Los tapatíos somos bien curiosos. Miren, tan no nos cae el veinte sobre el precio del agua que, en la práctica, apenas muy poca gente se ha puesto a pensar en cuánto paga por un litro de agua con la que se baña… es más, la gente ni idea tiene de cuánta agua gasta y desperdicia cuando se baña o utiliza el retrete a pesar de que existen – entre los analistas y expertos– parámetros de referencia respecto al consumo promedio, que ronda los 250-300 litros por persona por día. (Por otra parte, para beber, nuestro consumo anual es, en promedio, del orden de los 400 litros per cápita.)

Se sabe que el SIAPA opera y cobra con base en tarifas diferenciadas derivadas de los volúmenes de consumo, sin embargo, para efectos pragmáticos y de análisis, fíjense bien: llenar un tinaco de 1,100 litros cuesta once pesos –Sí, $ 11.00 pechereques– es decir, el precio por disponer de un litro de agua (el agua en sí misma es gratuita) es de UN centavo… – UN CENTAVO… ¡Qué BARATOOOOO!–. Y más aún, si aplicamos la fórmula, encontramos que una familia en promedio usa un tinaco diario para subsistir y satisfacer sus necesidades básicas de aseo y alimentación, en este mundo calenturiento, para apenas sobrevivir a partir de nuestras malas y aguadas prácticas. ¿Se dan cuenta? En un año se pagan poco más de $ 4,000.00 por familia por consumir 400 m3 del vital líquido… Peeeero, ni siquiera chistamos, y ni pio decimos, cuando compramos y nos bebemos una botella de agua Evian o Ciel que cuesta 10.50 pesos el litro (o hasta más si nos damos el lujo gourmet de una Perrier). Imaginen un tinaco lleno con agua embotellada… ¿Cuánto costaría? Pues nada más ni nada menos que la estúpida cantidad de, mínimo, $ 11,550.00 pesos, mismos que anualmente representarían la suma de alrededor de 4’250,000.00.

Guadalajara demanda -con todo y fugas en la red- 450 Millones de m3 de agua al año (Y por ello el SIAPA cobra 4,500 millones de pesos) para, a duras penas, sobrevivir. (Chapala nos provee 240 Mm3). Tan claro como el agua incomprendida, todo esto es producto de la cultura del esnobismo ambiental y el negocio de la usura acuosa que nos ha llevado a vivir en la farsa del agua y, si seguimos así, no viviremos para contarla. La guerra ha comenzado… ¡Aguas! ¿Descifran la farsa?

jfa1965@gmail.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.