• Regístrate
Estás leyendo: Guadalajara inmóvil
Comparte esta noticia
Domingo , 23.09.2018 / 13:47 Hoy

Trampantojo

Guadalajara inmóvil

Jorge Fernández Acosta

Publicidad
Publicidad

Una de las materias de relevancia capital para el futuro de la ciudad es el que se refiere a los asuntos de la movilidad y los temas que con ella se involucran en lo relativo a los diversos aspectos y factores de la cotidianeidad en los procesos de desplazamiento habituales de sus habitantes, tanto de mercancías como de servicios, a través del entramado viario o bien del espacio público que se constituye en el escenario para la convivencia civilizada de la sociedad. La movilidad debería ser considerada el eje estructurador para la definición de políticas públicas y prácticas ciudadanas tendientes a conseguir condiciones de sustentabilidad que propicien el desarrollo armónico de la metrópoli en todos los órdenes.

Tras el encuentro de posibles alternativas para resolver la complejidad del fenómeno hemos sido partícipes de encuentros y desencuentros que han generado intensas dinámicas de participación y crítica social que aspiran convertirse en el contrapeso para establecer el equilibrio entre los aciertos y desatinos que las acciones del gobierno han evidenciado en la implementación de soluciones pírricas que al final del día han resultado insuficientes, innecesarias o, lo que es peor, inconvenientes e inadecuadas, basadas en el principio del culto al automóvil y en detrimento de los sistemas para la movilidad no motorizada o, aún más, contra la lógica natural de la instrumentación de estrategias para invertir en desarrollar y organizar con inteligencia el transporte público masivo. La apuesta ha sido por construir infraestructura cuyo objetivo es fomentar el uso del vehículo particular privado como parte del paradójico discurso del capitalismo salvaje a favor de la economía de mercado que, sin embargo, atenta contra los más elementales fundamentos filosóficos de la sustentabilidad... y que, de ese modo, nos tiene al borde del colapso y en el más absurdo caos urbanístico.

Se requieren acciones que conduzcan a la construcción de una visión integral e integradora que se apoye en la inclusión de todos los actores y contextos. Los grandes temas de la movilidad que habrán de ser considerados en el diagnóstico se refieren a los siguientes tópicos: transporte público, principalmente de personas pero también de mercancías así como la oferta de servicios; La peatonalización y la movilidad alternativa no motorizada; erradicar la siniestralidad mediante la reconversión de los esquemas operativos; instrumentar e invertir en tecnologías de vanguardia para un mejor control y manejo del sistema; mejorar la modernización de la estructura tarifaria para el transporte, el uso del espacio público o los estacionamientos, para fomentar e incentivar el desuso del automóvil; implementar nuevas políticas para la movilidad laboral, estudiantil o de los adultos mayores; todo esto entre otras cuestiones importantes.

De entre esos temas sobresale el del transporte público masivo, que demanda una reestructuración radical -que nada más no aparece- para reconvertir y optimizar el funcionamiento para dotar de eficacia operativa al sistema en su conjunto. Se requiere modificar y adecuar la Ley hacia la transformación de los conceptos para transitar hacia la construcción de una red integrada constituida por rutas fusionadas, esto significa crear un sistema que ofrezca condiciones de efectividad para resolver con eficacia las necesidades de desplazamiento, mucho más allá de la línea tres, que ya es obsoleta.

jfa1965@gmail.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.