• Regístrate
Estás leyendo: Así es la Democracia...
Comparte esta noticia
Martes , 20.11.2018 / 13:58 Hoy

Trampantojo

Así es la Democracia...

Jorge Fernández Acosta

Publicidad
Publicidad

Hace unos días, en ocasión del affaire relativo a la consulta popular respecto al NAICM –sobre el cual no hubo tiempo oportuno para comentarlo en este sitio, derivado de la secuencia cronológica de Trampantojo– mi amigo Jorge Mateos escribió en Facebook:

“Moscú, una ciudad de alrededor de 6 millones de habitantes, capital de Rusia tiene 5 aeropuertos, 3 de ellos Internacionales. Todos a más de 20 km del centro de la ciudad, comunicados con autopistas y trenes hacia el centro de la ciudad.

“Un solo mega aeropuerto produce concentración, tráfico, contaminación y deteriora la vida social de la ciudad. La idea de 3 aeropuertos en el área del DF es totalmente sustentable. Nueva York tiene 3, todos internacionales, y así más ejemplos.

“Quienes argumentan problemas logísticos entre conexiones, no tienen idea sobre cómo funcionan los aeropuertos entre sí, el tráfico se segmenta, un aeropuerto atiende ciertos vuelos y conexiones entre sí y otro totalmente diferente hace lo mismo. Si llegas al aeropuerto de Vnukovo, haces conexión ahí mismo y no te tienes que trasladar a Domodedovo o Sheremetyevo.”

El comentario se dio en el contexto de una serie de apuntes que hice en redes sociales con relación a ese ejercicio de participación ciudadana y sus nexos con el tema, sobre lo cual escribí: Así es la Democracia.

Es expresión de mi voluntad decir, a todos los mexicanos que, en Democracia, todas las voces e inteligencias cuentan y habrán de ser consideradas en los procesos de selección de los temas y asuntos públicos de interés nacional. Ya basta de un mundo resuelto por “expertos tecnócratas” que no han sabido encontrar soluciones para los ingentes problemas nacionales. La política y la patria ahora son de los ciudadanos de la nación. Sin embargo, la ciudadanía debe aprender a construir capacidades para vencer la ignorancia y tener posibilidad de participar en la consolidación democrática del país. También es papel del gobierno establecer las bases para que esos procesos ocurran de manera óptima y, asimismo, proveer los mecanismos e instrumentos para conseguir la eficacia del sistema democrático de la patria.

En ese sentido, la soberanía define el carácter del estado como poseedor de la capacidad para ejercer la potestad sobre el territorio y el poder con base y fundamento en el derecho; Es popular y se refuerza en la noción de lo público como expresión de las decisiones del pueblo a través del pacto social.

Nada saben sobre Democracia quienes pretenden excluir la opinión del pueblo respecto a las decisiones de los grandes temas de la nación. La apertura democrática es el nuevo paradigma, vayámonos acostumbrando.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.