• Regístrate
Estás leyendo: Nocivos e ilegales bordos en Torreón Jardín
Comparte esta noticia
Sábado , 15.12.2018 / 03:27 Hoy

Todoterreno

Nocivos e ilegales bordos en Torreón Jardín

Jorge Alonso Guerra

Publicidad
Publicidad

De unas semanas atrás a la fecha, han aparecido por varias partes de Torreón Jardín, mega bordos o topes reguladores de velocidad. Mientras que en otros sectores de la ciudad como los alrededores del Sanatorio Español, ya fueron retirados en sus cuatro esquinas, por órdenes de las autoridades o tal vez para no exponerse a recibir una demanda por daños y perjuicios de algún automovilista agraviado.


Pero no solo están apareciendo por doquier, dichos bordos tampoco cuentan con los señalamientos preventivos de advertencia, es decir, cuando el automovilista menos lo espera su vehículo “vuela” para después ser azotado en el pavimento, y con el brutal impacto, en ocasiones hasta al taller va a parar, con severos daños como sería la tapa perforada del cárter, o depósito de aceite. (Fieles testigos son los derrapes y rayones dejados en el pavimento).


Éste tipo de exabrupto, no solo causa daños físicos al vehículo, también pueden ocasionar accidentes con fatales consecuencias, poniendo en peligro la vida tanto de los conductores como de terceras personas, por una eventual pérdida de control del automóvil.


Si bien es cierto, que en sectores habitacionales, como la mencionada colonia, la velocidad de los vehículos debe ser regulada, el método que están utilizando los colonos es demasiado cáustico y peligroso, pues existen otro tipo de moderadores de velocidad, como los lavaderos o vibradores aunados a bordos de caucho (No boyas metálicas) integrados a un obvio señalamiento de advertencia, para bajar la velocidad y no el clásico ¡bordos aquí!


Otrosí digo. Con las últimas reformas constitucionales, ahora los delincuentes o presuntos delincuentes, se les debe respetar su identidad tanto el nombre como el rostro, es decir, la presunción de inocencia, aunque hayan sido detenidos en flagrante delito, y exista un señalamiento directo y personal de la víctima. En cambio los establecimientos comerciales o industriales que fueron robados, son exhibidos por los medios, dando santo y seña de lo substraído, nombre y ubicación del establecimiento, hasta fotos publican y por consecuencia, la clientela deja de acudir a dichos negocios, en otras palabras, después de ser víctimas de robo, ahora enfrentan una baja en ventas por temor de la clientela a ser asaltada. ¡El colmo! el mundo al revés. 



jorge.alonsoguerram@gmail.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.