• Regístrate
Estás leyendo: En política, ni olvido ni flaca memoria
Comparte esta noticia

Todoterreno

En política, ni olvido ni flaca memoria

Jorge Alonso Guerra

Publicidad
Publicidad

No conviene remover el pasado. Al que recuerde lo viejo, que le saquen un ojo. Pero el proverbio no acaba así. Y al que lo olvide que le saquen los dos.

Éste refrán, muy bien podría ser aplicado, a muchos ciudadanos de Coahuila con flaca memoria, pero principalmente a algunos priistas que se empeñan en vendernos la idea, que en Coahuila no ha pasado nada, que las pasadas elecciones y administraciones en el Estado, fueron más trasparentes que el agua bendita.

Como olvidar las “atinadas” palabras de Miguel Riquelme cuando era Secretario de Gobierno donde manifestó en Monclova Coahuila -febrero de 2012- “Ya denle vuelta a la página” refiriéndose a la mega deuda pública de Coahuila. O como alcalde de Torreón donde aseveró “Ya déjense de lamentos” violando el derecho legítimo del pueblo que se lamente. Y como candidato electo a la gubernatura de Coahuila, cuando los medios de comunicación le cuestionaron que el PRI había perdido todo en Torreón, inclusive la casilla donde Él votó, su declaración le salió del alma al afirmar “Ahora el consentido será Saltillo” pobre Torreón, tan “cerca” del PRI, pero tan lejos de la democracia y prosperidad.Las palabras no se las lleva el viento, no son solo expresiones sin sentido.

Las palabras tienen una fuerza demoledora, que se plasman en la escritura y en la memoria, las palabras curan, hieren, dan alegría, aliento, desaliento, desprecio, reconcilian, provocan encono, dan vida o muerte, cuidemos nuestros pensamientos porque ellos se convierten en palabras.

Unas palabras irresponsables pueden encender discordias. Las palabras de encono que declaró Riquelme en contra del pueblo de Torreón, por no haber votado por Él, fue uno de los detonantes que propiciaron las mega marchas de más de 40 mil personas con temperaturas de 40º C, donde los manifestantes de toda la Región Lagunera y sin distinción de partido o candidato, exigían la anulación de las elecciones. Ya lo dice el proverbio, “hace más daño lo que sale por la boca, que lo que entra por ella” Debemos cuidar nuestras palabras, porque ellas marcan nuestro destino.

Otrosí digo. Tanto Gómez Palacio como Lerdo Durango, cuentan con un civil como director de Seguridad Pública, Ricardo Fontecilla y Lorenzo Talamantes respectivamente. Mismos que han brindado buenos resultados. Torreón no debe ser la excepción.


jorge_alonsoguerram@yahoo.com.mx

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.