• Regístrate
Estás leyendo: Sumas que restan
Comparte esta noticia

Optimus

Sumas que restan

Jorge Alberto Pérez González

Publicidad
Publicidad

El tema no es nuevo, la suma a proyectos políticos causan impacto mediático lejos, donde no les conocen, porque donde son conocidos, poco pueden abonar a una causa, pues el prestigio se carga consigo por siempre, pero el descredito también.

Cuando las cosas no funcionan es necesario buscar soportes adicionales para proyectar una imagen de liderazgo, y eso es bueno cuando quien se suma es reconocido por su talento, sus virtudes y sus logros personales.

Dicen que Dios los hace y ellos se juntan, no es necesario escarbar mucho cuando es el dominio público que los que hoy se alían, tienen pasado similar. El mayor acierto de los debates por la gubernatura, fue sin duda mostrar esas fotografías que ninguno de ellos quisieran haberse tomado.

La farsa de la alternancia no termina, porque todavía no es real, falta el sustento de la inconformidad generalizada, de los levantamientos y plantones y desde luego, sin que me lo tomen a mal, de la congruencia entre el decir y el hacer.

Hoy gracias al lavadero, perdón, al Facebook, todos nos enteramos de quienes siendo depositarios de beneficios directos, despotrican contra el gobierno por simple moda, por espíritu colectivo promovido por los “bots” y desde luego porque hacerlo así, los muestra ante su selecto grupo de amigos, como inconformes, aunque su esposa o hijos cobren en el mismo gobierno que ellos ahora critican con tanto ahínco.

Si tanto es su rencor, por qué no convencen a sus familiares de que se unan a su proyecto de alternancia, renunciando a las canonjías que reciben y en esto no quiero decir que todos los que reciben un sueldo tengan que pensar igual, pero volvemos al tema de la congruencia.

Cuantos hay en las redes que critican el crecimiento del narcotráfico, mientras todos sus amigos saben que un familiar directo se dedica al comercio informal de polvos colombianos y de hierbas ahora medicinales.

La doble moral existe.

Mario Leal Rodríguez antes de sumarse a la alternancia, debió aclarar muchas cosas, entre ellas las causas de su divorcio, pues lo que se dice en Tampico dista mucho de una buena suma a la causa, tal vez sus recuerdos de la Comapa no sean del todo conocidos en la frontera, pero en el sur si, pues fue la “comidilla” durante largo tiempo y eso que entonces no tenía tanta influencia el Facebook, aunque radio pasillo se encargó de decir de qué color eran sus trusas.

Adolfo Sierra Medina, líder del sindicato de salud, tiene también un largo historial, con más de 12 años de liderazgo cuestionado, de lo menos que se le acusa es de haber ninguneado a la clase trabajadora, para con sus actitudes caciquiles beneficiar a su sequito de esbirros y a sus “amiguitas”, con privilegios de plazas y contratos.

Alberto Medina Trujillo, comerciante de El Mante, inició sus ambiciones políticas al amparo del PVEM, después, al no ver futuro personal para sus ansias de proselitismo particular, emigró al PRD pero cuando vio que tenía que hacer fila para alguna nominación, tomó sus alforjas llenas de dinero y se dirigió al PRI, el error no fue de él, sino de quienes le dieron la acogida, hoy el PAN no está contento con la adquisición.

Gonzalo Hernández Flores fue director de Servicios Escolares de la UAT, lo menos que se lee en Internet sobre su persona es que es un cerdo, misógino, prepotente, arbitrario, lacra, déspota, gandaya, burro, delincuente, por parte de las muchas mujeres en Victoria que lo califican como un hostigador sexual.

Guadalupe Acosta Naranjo líder de una tribu del PRD nacional, originario de Sinaloa y ex candidato a presidente municipal de Tepic Nayarit, lo menos que se preguntan algunos es, ¿en donde va a votar por la alternancia, en Nayarit o en Sinaloa?

Saúl Rivera Caballero, a quien aprecio como miembro de la corriente crítica interna del PRI, esta semana fue el hazmerreír en los programas de radio en la capital del país, pues para nadie pasó desapercibido que la grabación la hizo él mismo con un simple altavoz, sin percatarse del registro diferente de voces. Y como lo conozco, no creo que por falta de una camiseta haya cambiado de partido.

Yo invito a todos los electores de Tamaulipas, a que cada vez que alguien se sume al proyecto de la alternancia, coloquen su nombre en Google, pues el simple recuento de su vida pasada, les permitirá dilucidar si hay SUMAS QUE RESTAN.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.