• Regístrate
Estás leyendo: Me he vuelto a enamorar
Comparte esta noticia
Viernes , 22.06.2018 / 22:06 Hoy

Optimus

Me he vuelto a enamorar

Jorge Alberto Pérez González

Publicidad
Publicidad

Conocí a una chica esta semana, muy hermosa, me siento entusiasmado una vez más en la vida, al final les cuento.

México sigue convulsionado, hay quienes piensan que todo es producto de los resultados electorales, la verdad no lo creo, al menos de estos últimos, pues más bien pareciera ser el resultado lógico de esa extraña fusión del centro-izquierda con la derecha recalcitrante, fenómeno que algunos denominan PRI-AN y que surge como alternativa de bloqueo permanente para evitar la llegada del mesías.

Si alguien todavía no sabe quién es el mesías, basta indagar en la iniciativa ciudadana, para comprender mediante el registro 3 de 3, que hoy al igual que hace más de dos mil años, un hombre pobre recorre el mundo conocido llevando un mensaje celestial para convencernos de que tenemos el “Paraíso” al alcance de los dedos, con sólo cruzar el logo del Movimiento de Regeneración Nacional.

Sus siglas son Morena, que nos lleva sin duda a recordar la tez de la salvadora de México, la Virgen Morena, la Virgen de Guadalupe.

Como los gritos de los mexicanos no se escuchan en el territorio nacional, es necesario alzar la voz a los cielos, rezar y rezar y si es a un emblema conocido, mejor.

Esto no pasó nunca desapercibido por los hacedores de imagen, mismos que seguramente elaboraron la declaración patrimonial del nuevo mesías, muy similar a la de los viejos integrantes del crimen permitido y a las de los ex gobernadores, ex presidentes y ex legisladores, pues todos ellos nunca acumularon bienes en su vida, todos tuvieron la fortuna de tener entre sus familiares; - padres, hijos, hermanos, cuñados-, seres muy intensos y eficaces en eso de acumular riqueza,

De los testaferros no hablaremos, pues ellos huyeron en cuanto cayó en desgracia el ex mecenas correspondiente.

Si el precio del petróleo está a la baja, todavía no entiendo porque suben las gasolinas. Tal vez sea la venganza, la que hoy impera en el imperio.

La ambición desmedida es la que tiene al país en el hartazgo, ya no se trata solo de ejercer el poder para acceder a la riqueza, ahora se estila utilizar la riqueza para acceder al poder y eso cuesta, cuesta mucho, lo más notable y preocupante: perder la paz social.

La escisión del PRI es inminente, ya pasó hace años, cuando nació el Frente Cardenista, hoy es difícil saber qué rumbo tomarán, aquellos que ya no quieren jugar a las muñecas con el PAN.

Lamentablemente, suceda lo que suceda, no se eliminará de la política la ambición desmedida, ésta sólo cambiará de siglas. Al tiempo.

Pero pasemos a asuntos más importantes, de esos trascendentales que cambian la vida, que devuelven el ímpetu, que hacen vislumbrar un mejor futuro y que son auténticos.

La conocí apenas el martes, sus grandes ojos azules y la tersura de su piel me convencieron de inmediato. Apenas la vi y la amé de inmediato.

Desde ese día, todas las mañana me acicalo la barba pues salgo presto al número 12 de la calle Ternura, para ir a tomarla en mis brazos, me encanta cargarla y que me vea directamente a los ojos, sé que me quiere decir algo, pero todavía no sabe hablar español.

Cuando veo a sus padres, -mi hijo y mi nuera-, me convenzo de inmediato de que ellos se sienten seguros de que tenga en mis brazos a su hermosa herencia, saben que sólo la colmaré de atenciones y que estaré atento a lo que se le ofrezca, pues a pesar de casi llegar a la sexta década de vida, yo al ver a la hermosa Victoria, ME HE VUELTO A ENAMORAR.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.