• Regístrate
Estás leyendo: El día que Mick escribió “Satisfaction”
Comparte esta noticia
Jueves , 20.09.2018 / 08:57 Hoy

Melancolía de la Resistencia

El día que Mick escribió “Satisfaction”

Jordi Soler

Publicidad
Publicidad

Keith Richards, el más stoned de los Rolling Stones, cuenta en su escabrosa autobiografía (Life 2010), el momento en que fue concebida, y puesta por escrito, la canción "Satisfaction": "Mick escribió la letra junto a la alberca en Clearwater, Florida".

El dato dice poco, aunque ofrece una morbosa visión del músico escribiendo bajo el sol de Florida, con una Budweiser en la mano, esa obra que parecía parida en un húmedo sotanillo londinense, por un Jagger de pantalones y suéter de cuello Mao, y no por un Mick blancuzco de traje de baño. Estos detalles se conocen porque hay una fotografía que registra el momento, se ve al cantante sentado en una tumbona de plástico, en una especie de Motel de carretera, concentrado en lo que debe ser la hoja en la que escribe la canción, con una lata de cerveza en la mano y un mesero detrás, que espera a que él, o alguno de sus colegas, le pida más bastimentos.

Esta fotografía pertenece a una serie que alguien hizo durante la estancia de los Stones en Clearwater, en mayo de 1965, cuando el grupo era todavía considerado por la prensa de Estados Unidos como "another mop-haired British singing group" (otra banda de cantantes británicos con peinado de trapeador). Estaban a punto de convertirse en la otra gran banda inglesa, a lado de los Beatles; eran los tiempos de Brian Jones, el líder que sería desbancado por Mick Jagger, ese muchacho blancuzco que precisamente en ese motel de carretera, al lado de la alberca, escribía la canción que los convertiría en super estrellas. Aquella serie de fotografías que alguien hizo durante la estancia de veinticuatro horas en Clearwater estuvo perdida muchos años y apareció, tiempo después, en un mercado de pulgas, supongo que en California y, más tarde, en Los Ángeles, en el escritorio del director de The Ice Plant, una editorial dedicada a los libros de fotografía. Todo esto pasaba hace poco, lejos de 1965 y ya en el siglo XXI.

The Ice Plant publicó un libro con estas fotografías, digamos, seminales, de los Rolling Stones, explicadas por un texto de John Jeremiah Sullivan, uno de los editores de la revista The Paris Review. Antes de que pudieran distribuir el libro, los editores recibieron amenazas y demandas de varios fotógrafos que reclamaban la autoría de esas fotos; el asunto se complicó tanto que un juez paralizó la distribución y el libro fue a parar a una bodega donde, supongo, sigue hasta hoy.

Sullivan, que estudió escrupulosamente las fotografías para escribir su texto, nos cuenta en The Paris Review, que el hotel de Clearwater en el que se hospedaron los Stones, y en el que se escribió Satisfaction, se llamaba Fort Harrison, y hace un cálculo muy sensato del tiempo en el que Jagger escribió la canción: si llegaron en la tarde del 6 de mayo, tocaron esa misma noche, y se fueron el 7 después de comer, la confección de esa pieza maestra tuvo que ser escrita, a golpe de Budweisers, entre las 11 y las 14 horas (puesto que la luz de la foto es claramente matutina) del 7 de mayo de 1965. El concierto de aquella noche fue un evento tumultuoso, sobre todo arriba del escenario, pues tocaron varias bandas, no muy reconocidas, antes de los Stones; más que un concierto era uno de esos eventos de pueblo en los que el organizador quería aprovechar el tirón de la banda inglesa para promocionar el talento local. Primero tocaron The Roemans (una banda garage de Florida), luego The Legends (una agrupación sosa de Milwaukee), después The Catalinas (de Charlotte, Carolina del Norte) y por ultimo The Intruders (una banda de Soul de Philadelphia). Cuando finalmente salieron los Stones, el público estaba cansado, bebido y muy fumado y como ya nadie tenía ganas de oír a los ingleses con peinados de trapeador, se montó una bronca monumental que terminó con la suspensión del concierto.

En el escrupuloso estudio que hizo Sullivan de esas fotografías, descubrió la presencia fantasmal de una mujer con la que los cinco Stones, cada uno en su fotografía, coquetean descaradamente. Se sabe que la tienen enfrente por la cara de tontos que ponen, y porque en una sale la melena (rubia) de ella, en otra un hombro (primoroso) suyo, en otra su pie (divino). Esta mujer, o su pedacería, era la única groupie que, según la prensa, convivía con los Stones en la alberca; al resto las mantenía a raya el personal de seguridad. Su nombre, aunque puede tratarse de un nom de guerre, es, o era, Ginny French. No se sabe nada más de esa rubia, al parecer inglesa, que estuvo con ellos en esa alberca y que, según la hipótesis que maneja Sullivan, fue la inspiración, el acicate y el motor para que Mick escribiera, en no más de tres horas, "Satisfaction", esa piedra angular del Rock.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.