• Regístrate
Estás leyendo: Manuel Aguilera, un amigo singular
Comparte esta noticia

Otro camino

Manuel Aguilera, un amigo singular

Joel Ortega Juárez

Publicidad
Publicidad

Una cierta ventaja de los fines de año es que facilita el encuentro con amigos.

Hace unos días tuvimos el placer de comer con Manuel Aguilera Gómez estuvimos con él durante un poco más de tres horas inolvidables, Ángeles Castro, Humberto Parra, Rafael López Jiménez; Belinda Haro, la anfitriona, y yo mismo.

Manuel es un personaje muy singular. Investigador en el campo de la Economía; creador de escuelas de economía; líder de los economistas mexicanos, donde en un célebre Congreso fue impugnado por Carlos Salinas, por sus posturas críticas al rumbo impulsado entonces por el gobierno mexicano encabezado por Miguel de la Madrid.

Manuel encabezó el Instituto Mexicano del Café y Tabamex, ambos para impulsar a los productores nacionales y contra los monopolios extranjeros.

Paradójicamente fue nombrado para dirigir Renovación Habitacional por el mismo presidente Miguel de la Madrid, organismo que se encargó de reconstruir las vecindades destruidas o dañadas por el sismo de 1985. Manuel Aguilera aprovechó esa tarea para realizar una Reforma Urbana parcial en el Centro Histórico de la ciudad que frenó las ambiciones de los capitales de adueñarse de esos predios, impulsó la organización de los damnificados, de la cual surgió el denominado Movimiento Urbano Popular, que luego se convirtió en la base social del PRD en el Distrito Federal. Manuel desempeñó esa tarea con un estilo muy diferente al autoritarismo priista y a sus hábitos clientelares.

Después del sismo de 1985, Manuel se afilió al PRI por invitación de Carlos Salinas. Lo hizo atendiendo a sus convicciones nacionalistas y su posiciones favorables a la intervención del Estado en la economía, que desarrolla en el libro Las raíces estructurales e la desigualdad en México. El lado oscuro de un desarrollo suspendido, que publicó recientemente junto con Felipe Riva Palacio. Un texto que merece un análisis cuidadoso, donde estudian las raíces del desarrollo del capitalismo mexicano y las diversas fases del mismo. Ofrecen cifras muy impresionantes y datos poco conocidos, como un listado de los Cien más importantes empresarios mexicanos. Es un largo alegato contra el llamado neoliberalismo.

Manuel es uno de los pocos priistas que no ha medrado con sus puestos como funcionario importante de sus gobiernos. Ha sido jefe de Gobierno del DF, Senador e incluso presidente del PRI en el DF. En ese lapso impulsó el diálogo entre Carlos Salinas y Cuauhtémoc Cárdenas organizando algunos de esos encuentros en su propia casa, el más célebre y conocido fue en agosto de 1988 en plena crisis poselectoral.

Como esos encuentros, Manuel ha sido testigo de muchos otros episodios al interior de la clase política. Espero que pronto los haga públicos en un libro, que ayudará mucho a entender cómo se realizan los “amarres” que han configurado la situación actual, incluyendo el triunfo de Morena. Por ahora guardo sus muy sabrosos relatos en mi memoria personal.

Comparto lo que se dice en su libro “el freno (del crecimiento económico) ha dado presencia de signos de regresión".

Son las raíces estructurales de la desigualdad, a las que hay que combatir no a uno de sus síntomas, como lo es la corrupción.

Siendo partidario de la economía mixta, no apoya a AMLO, ya nos dirá por qué.


joelortegajuarez@gmail.com





Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.