• Regístrate
Estás leyendo: La Junta de Gobierno de la UNAM, ante un desafío
Comparte esta noticia
Miércoles , 20.06.2018 / 05:02 Hoy

Otro camino

La Junta de Gobierno de la UNAM, ante un desafío

Joel Ortega Juárez

Publicidad
Publicidad

Cada día crece la inquietud entre los universitarios ante la muy cercana sucesión en la Rectoría.

Estamos ante la probable injerencia directa del presidente Enrique Peña Nieto. Prácticamente todos los rectores de la UNAM en mayor o menor medida han sido designados por la Junta de Gobierno por sugerencia del presidente en turno, todos priistas. Curiosamente el único rector con quien no se dio el caso de intervención presidencial es José Narro, dado que Calderón no podía influir en la Junta de Gobierno; su antecesor Juan Ramón de la Fuente fue designado en plena crisis universitaria, mediante la directa participación del presidente Ernesto Zedillo en noviembre 1999 tras más de ocho meses de una huelga estudiantil que inició con una gran simpatía dentro y fuera de la UNAM y al final murió casi de inanición, aunque ello no impidió la intervención de la Policía Federal Preventiva el 6 de febrero del año 2000.

Juan Ramón de la Fuente llegó con esa marca y sin embargo logró recuperar la "estabilidad" en la UNAM durante sus largos ocho años de gestión como rector.

Su reelección fue en 2003 y, ante ella, Fox reaccionó con su célebre actitud descrita por él mismo ante otros acontecimientos: y yo por qué.

Lo cierto, guste o no, es que ambos periodos suman 16 años de paz social en la UNAM. Salvo las movilizaciones del año 2012 del #YoSoy132, que se iniciaron en la Universidad Iberoamericana e involucraron a casi todas las universidades públicas y privadas del país, entre ellas los estudiantes de la UNAM. Pero sería inexacto decir que fue la UNAM el actor central de esa movilización abiertamente anti-Peña Nieto.

Hoy existe una creciente inquietud de que esa paz social se fracture si el candidato aparente del presidente Peña Nieto, Sergio Alcocer, es designado rector.

Aunque los demás rectores hayan contado con la anuencia de los presidentes priistas, se cuidaban las formas.

La Junta de Gobierno tiene un desafío muy caro para los universitarios: no ceder ante la presión gubernamental, si la hubiese, y con ello generar una crisis en la UNAM. Sumada al resto de problemas políticos, pondría a Peña ante una grave crisis.


joelortegajuarez@gmail.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.