• Regístrate
Estás leyendo: "Huachicoleo": ¿a quién ladra el perro?
Comparte esta noticia

Otro camino

"Huachicoleo": ¿a quién ladra el perro?

Joel Ortega Juárez

Publicidad
Publicidad

El 62 por ciento de los consultados en una encuesta de Reforma, en siete estados afectados por el cierre de ductos, apoya la medida del presidente López Obrador.

Su conocimiento de la sensibilidad ciudadana es impresionante.

La carencia de gasolina con la que se mueve la clase media, que lo hace por automóvil particular, podría haber generado un gran rechazo. Así ha sido históricamente. Baste recordar el paro camionero contra Salvador Allende, el desabasto generó un gran rechazo a su gobierno, preludio del golpe militar en su contra. Fue una acción organizada por la derecha.

Todo parecería que sería igual en México. Fue una apreciación equivocada. El presidente López Obrador captó el inmenso descontento contra el saqueo de millones de pesos contra Pemex, que se realizaba mediante el llamado huachicoleo. Apostó a eso por encima de las molestias que produciría esa medida y ha conseguido un respaldo inmenso.

Seguramente el Presidente aplicó esa estrategia con objetivos que quizá solamente él conoce. Además de golpear en buena medida al saqueo, parece que ha avanzado en la detección de la red que se operaba desde “el interior” de Pemex y ha anunciado que se han congelado cuentas de huachicoleros. Sería muy interesante conocer quiénes son. Sí, como se ha dicho, el saqueo operaba mediante una doble contabilidad de las gasolineras, quienes adquirían la gasolina robada; entonces es muy importante que el Presidente haga pública la lista de los concesionarios. Durante décadas ha circulado el rumor de que muchas gasolineras fueron otorgadas a políticos, como “compensación” cuando eran retirados de sus cargos.

Si el Presidente conoce esa lista y por ello se lanzó para golpear al huachicoleo, a sabiendas de que detrás de el robo directo a los ductos está una red manejada por la clase política derrotada por su partido de manera contundente el 1 de diciembre, entonces estaremos a punto de ir sabiendo a quiénes ha sido dirigida esta acción de inicios de régimen. Sería aún más claro si en estos días es detenido el líder charro Carlos Romero Deschamps.

Cada día se requiere más agudeza para examinar los actos del presidente López Obrador, dejando atrás los extremos que se manifiestan entre sus partidarios fanatizados y sus adversarios iracundos.

Al estar redactando este texto, Durazo ha anunciado una importante matización sobre el carácter de la Guardia Nacional que limitaría su posible militarización. Si eso se refleja en cambios en la iniciativa que se discutirá la semana próxima, estaríamos presenciando una muy importante rectificación del presidente López Obrador.

La “estrategia escondida” en el tema del huachicoleo, la audacia del Presidente y el respaldo que obtuvo dibujan una ruta inesperada en la aplicación de su llamada cuarta transformación, a la que debemos sumar la rectificación del inicial carácter militar de la Guardia Nacional.

Su estrategia política debiese ser analizada si se quiere construir una oposición eficaz y que no se quede al margen y contra un proceso que cuenta con un inmenso respaldo popular, ni mucho menos caiga en un rechazo al gobierno con posturas derechistas. Ese no es ni será mi caso jamás.

Solamente el perro que va al frente sabe a quién y por qué le ladra…


joelortegajuarez@gmail.com





Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.