• Regístrate
Estás leyendo: 'Hackers', paranoia e indefensión
Comparte esta noticia
Martes , 16.10.2018 / 09:49 Hoy

Otro camino

'Hackers', paranoia e indefensión

Joel Ortega Juárez

Publicidad
Publicidad

El lunes pasado volví a padecer un ataque a mi cuenta de mail. Un grupo criminal organizado que opera desde Lagos, Nigeria, envió a mis contactos un mail diciendo que me encontraba varado en Lyon, Francia, y requería de dinero para poder regresar a México. Hace cuatro años sufrí un ataque similar.

El robo de mi cuenta me produjo muchos problemas. Tuve que cancelarla, cambiar claves y avisarles a mis contactos. La mayoría no cayó en la trampa. Uno de ellos dijo: Tienes cuates, no idiotas. Recibí innumerables muestras de afecto. Hasta me reconecté con amigos de hace muchos años.

Ayer mismo Carlos Tello Díaz publicó aquí en MILENIO un interesante artículo en torno al email, nos recordó su inmensa capacidad de difusión: 2.5 millones de emails se envían cada segundo y tienen una existencia aproximada de veintitantos años.

Curiosamente todavía millones siguen comunicándose por medio del correo tradicional: incluso hace unos años se hizo un experimento de mandar un mensaje por medio de una botella y fue increíble: recorrió decenas de miles de kilómetros por las playas del planeta y más de 200 mil personas reenviaron mensajes.

Según parece, los orígenes de internet estuvieron asociados a los objetivos de espionaje del Pentágono, paradójicamente hace pocos años mediante WikiLeaks, "empresa mediática internacional" creada por Julian Assange, se hicieron públicos documentos del propio Pentágono. Como también reveló algunos documentos de la dictadura cubana, el comandante lo condenó y afirmó que era agente de la CIA. Después ha vivido refugiado en la embajada de Ecuador en Londres dando una batalla jurídica.

Los hackers son de diversos tipos; los que actúan robándose los contactos para hacer fraude operan mediante la infiltración en las cuentas de email. WikiLeaks le roba información a los gringos.

En mi caso la Empresa Google actuó tapando el pozo después del niño ahogado. Me envió un reporte, unas horas después de lo que llamó Eventos recientes de Seguridad, unos 20 en total, entre ellos: "Se eliminó el número de teléfono alternativo; se cambió el correo electrónico alternativo ambos en Lagos, Nigeria".

joelortegajuarez@gmail.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.