• Regístrate
Estás leyendo: Hay un Donald Trump en cada uno de nosotros
Comparte esta noticia
Lunes , 24.09.2018 / 13:12 Hoy

Empatía Popular

Hay un Donald Trump en cada uno de nosotros

Joaquín López

Publicidad
Publicidad

El desconcierto es justificado, la incertidumbre con el arribo de Donald Trump a la Casa Blanca existe desde que mostró intenciones de ser candidato, lo logró y ahora ya sabemos el resultado, no bromeó.

La personalidad del magnate no era desconocida, pero los reflectores mostraron aún más ese lado oscuro del ahora presidente de la “mejor nación del mundo”. El resultado provocó pánico colectivo.

Y es que la gente siempre va a temerle a lo que no entiende, ¿o será que tenemos miedo que alguien con impulsos tan radicales, como los que llegamos a tener nosotros, tome las decisiones que definan el rumbo de una nación?

Nos espantamos de las acciones de un sujeto que ha sido abierto y sincero en todo momento, mentiroso y cínico, arrogante, racista, sexista, xenófobo, tramposo, ventajoso, y unas cuantas más cualidades negativas que, a lo mejor, también nosotros, o al menos la mayoría, hemos aplicado más de una vez en nuestro andar diario.

¿Cuántos mexicanos hemos hecho comentarios y acciones racistas contra otros mexicanos, por su apariencia, el color de su piel, su ropa, su descendencia?

¿Cuántos mexicanos hemos visto que alguien más abuse de otra persona y no hemos hecho nada para evitarlo?

¿Cuántos mexicanos hemos hecho trampa para pasar un examen, para evitar trámites o papeleos, con mordidas para no pagar multas e impuestos? Trump dijo que así lo hace porque es un ganador.

¿Cuántos de nosotros no ayudamos, en la medida de nuestras posibilidades, a los que menos tienen?

¿Cuántos de nosotros, incluso entre miembros de familias, hemos dividido sino con muros, con nuestras acciones y palabras los valores que deben unir los hogares?

¿Cuántos de nosotros hemos permitido la corrupción porque también hemos sido parte de ella?

La llegada de este personaje de la cultura pop estadunidense a un cargo de esta magnitud, debe ser un motivo para la autocrítica, para hacer una introspección y decirnos si estamos en posición de calificar a Trump casi como el mismo anticristo que nos llevará al apocalipsis.

No señor, Donald Trump, ni nadie, debe ser factor para arruinarnos la existencia, porque si corregimos todas esas acciones que nos hacen parecernos a él, entonces así podemos demostrar la grandeza que tenemos los mexicanos.

Así como en Estados Unidos, hagamos también ese cambio radical, empezando por nosotros, luego con nuestro gobierno.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.