• Regístrate
Estás leyendo: El “otro” gasolinazo
Comparte esta noticia

Empatía Popular

El “otro” gasolinazo

Joaquín López

Publicidad
Publicidad

Varios dirán que a partir de hoy se regresa a una realidad al terminarse las vacaciones y volver a los lugares de origen, a las escuelas, a los trabajos, a lo de siempre.
Lo cierto es que cada quién le da forma a esa realidad desde su perspectiva. Para unos, ese cambio inició desde el 1 de enero con la entrada en vigor de diversas acciones del nuevo gobierno federal.
Una de estas situaciones, la más sentida por el resto del país, fue el repentino y sorpresivo desabasto de gasolinas en algunos estados y ciudades del país.
En Tamaulipas se registró mayor problema en la capital, Ciudad Victoria, así como en algunas ciudades de la zona fronteriza.
Para el presidente de la Comisión de Energía en la Organización Nacional de Expendedores de Petróleo (Onexpo), José Ángel García Elizondo, no es que el país repentinamente se haya quedado sin combustibles, ya que todo se debe al cierre de ductos por parte de Petróleos Mexicanos, debido al plan integral de combatir el robo por medio del llamado huachicol.
El empresario gasolinero reconoció que, tal como miles de ciudadanos lo piensan, no se llevó a cabo tomando las previsiones debidas para no dejar sin el energético a las estaciones de servicio que se surtían por medio de ductos, sabiendo que el llevar la gasolina a través de pipas sería algo más tardado.
Las consecuencias ahí están: filas de horas, ración de la gasolina de hasta 300 pesos por vehículo, todo el caos generado. García Elizondo prevé que este problema se tendría que resolver en cuestión de horas, con la reapertura de ductos por parte de Pemex, del que hasta el momento el de Salamanca es el único que se ha anunciado su reactivación.
En el sur de Tamaulipas no hay problema al encontrarse en una zona privilegiada, ya que aquí se almacena combustible que llega vía buques del extranjero en la terminal de la refinería Madero.
Desde aquí se ha tenido que surtir a las estaciones de servicio en la capital del estado, aunque también se da prioridad a las gasolineras instaladas a orillas de carreteras.
Y también se va a llevar combustible desde esta zona hasta la frontera, ya que el desabasto de gasolina en aquellos municipios de igual forma ha dejado casi vacíos los tanques de almacenamiento de Brownsville, en Texas, de donde Pemex tuvo que tomar para surtir.
Esperemos que el asunto ya no vaya para largo.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.