• Regístrate
Estás leyendo: El eterno pleito del Canseco con el Civil de Madero
Comparte esta noticia

Empatía Popular

El eterno pleito del Canseco con el Civil de Madero

Joaquín López

Publicidad
Publicidad

Y así, lo inevitable sucedió: no regresó a la “normalidad” el servicio médico en el Hospital Civil de Madero.
Como lo escribimos en la pasada columna, el deplorable estado (ya ni siquiera malo) en el que se encuentra el edificio, no dejó que terminaran las reparaciones por el conato de incendio, el cual esperaban tener listo en menos de cuatro días, pues la cosa resultó diferente.
Hay tantas irregularidades en este hospital, incluso desde antes que ocurriera el incidente. Las autoridades de Salud permitieron que se llevaran a cabo atenciones, aunque fueron solamente valoraciones, en únicamente dos áreas, mientras al mismo tiempo se llevaban a cabo los trabajos de rehabilitación.
En el segundo día de cierre del hospital, personal de Protección Civil de Ciudad Madero llevó a cabo una revisión del inmueble para determinar si es viable o no que continúe operando. Aún no hay un resolutivo de la dichosa evaluación, pero ya nos imaginamos cuál será el veredicto.
Pese a ello, que no hay una respuesta de la dependencia encargada de la seguridad de la población en materia de edificios riesgosos, se sigue contemplando la reapertura del mismo para seguir dando servicios.
Otro problema que difícilmente van a reconocer los titulares de Salud a nivel local y estatal, así como directores de los hospitales, fue el mal trato que recibieron algunos médicos, enfermeras y más personal del Civil de Madero que tuvieron que ir a apoyar a los pacientes que fueron trasladados al Hospital Canseco y al Torre Cantú.
Por obvias razones pidieron mantener en secreto su identidad, por el miedo a represalias, pero algunos trabajadores de Madero revelaron que recibieron un trato despectivo, egoísta, autoritario y negativo en general mientras acudían a otros hospitales, en particular en el Canseco de Tampico.
No se les facilitaba el material para poder atender a los pacientes que les encargaron, y hasta fueron objeto de regaños.
Se perdió por completo el sentido de compañerismo y colaboración,incluso en el Canseco se les olvidó que el Civil de Madero siempre les ha recibido los pacientes que continuamente mandaban para allá, refieren los trabajadores.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.