• Regístrate
Estás leyendo: Abusos laborales a la orden
Comparte esta noticia
Martes , 25.09.2018 / 19:01 Hoy

Empatía Popular

Abusos laborales a la orden

Joaquín López

Publicidad
Publicidad

Los mismos directivos de las instituciones públicas de educación superior en la zona sur, la UAT y el ITCM, reconocieron que los egresados no logran encontrar un empleo acorde con lo que estudiaron en alguna empresa de Tampico, Madero y Altamira.

Tienen que irse lejos, a otros estados e incluso al extranjero, para hallar un trabajo digno. Al menos los que tienen la posibilidad de irse.

Los que se quedan a probar suerte en la ínfima baraja de oportunidades de empleo que hay en esta localidad, también tienen que enfrentarse al trato prepotente, ventajoso y abusivo de los empleadores, o de quienes tienen a cargo el reparto del sueldo.

Como el caso de “María”, una joven recién egresada de Diseño Gráfico que llevó su solicitud de empleo a una empresa enfocada a la impresión digital de lonas, ubicada en el bulevar López Mateos, muy cerca de la entrada al bulevar Perimetral, en Tampico.

Luego de que esta empresa pusiera avisos y avisos en Facebook de que buscaba personal, “María” decidió probar suerte y llegó su primer día de trabajo, donde apenas y le explicaron por encima de qué se trataba y cómo era el proceso.

Llegó el segundo día, aún no era la hora de la comida y el dueño le dio las gracias y la despidió.

El motivo: aunque estaba de práctica, a “María” la hicieron responsable de un pedido para un cliente importante y se equivocó, producto de su novatez, lo cual fue razón suficiente para mandarla a su casa pagándole su día y medio perdido.

Y así, sin más, se fue a seguir tocando puertas, con el temor de que en otro empleo vaya a ser igual el trato prepotente de algún encargado.

No sorprende que existan empresas de este tipo, encargadas de menospreciar a sus empleados; lo que sí sorprende es que incluso en dependencias públicas como el Hospital Civil de Madero realicen prácticas ilegales como recortar el aguinaldo a empleados que en el año tuvieron retardos.

Eso es lo que médicos y demás personal del lugar, sin dar nombres por temor a represalias, han dado a conocer lo que está ocurriendo con la contadora del área de Recursos Humanos del nosocomio. Les quieren quitar hasta 4 mil pesos de su prestación obligatoria e intocable. Esa falta de sensibilidad, de tacto, de humanidad en los empleadores cada vez se vuelve más común, sin nadie que defienda.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.