• Regístrate
Estás leyendo: Sí, fue Sheinbaum, lo fue siempre
Comparte esta noticia
Martes , 11.12.2018 / 05:58 Hoy

En privado

Sí, fue Sheinbaum, lo fue siempre

Joaquín López-Dóriga

Publicidad
Publicidad

El que no se encuentre a sí mismo no es culpa de los demás.
Florestán

Desde hace más de un año en este espacio le había comentado que Claudia Sheinbaum sería la candidata de Morena al Gobierno de Ciudad de México en las elecciones del próximo uno de julio.

Y le argumenté los motivos: ha sido la más leal y fiel escudera de Andrés Manuel López Obrador desde principios de siglo, el año 2000, cuando le aceptó ser secretaria del Medio Ambiente en su gobierno, desde donde lo siguió en todos sus proyectos: se fue con él tras el desafuero, marchó a su lado, lo acompañó en su primera campaña presidencial y en la protesta postelectoral, en su presidencia legítima, salió con él del PRD y puso el hombro para construir Morena.

A lo largo de una década, desde 2005, volvió a la academia universitaria como investigadora, es doctora en ingeniería, para pedir licencia en 2015 y buscar y ganar la delegación Tlalpan ya con los colores de Morena.

De esto hablé en Radio Fórmula el viernes con Mario Delgado, el martes con Ricardo Monreal, el miércoles con Martí Batres y ayer con la misma Claudia.

Quizá la entrevista más intensa fue con Monreal, quien me dijo que López Obrador era un hombre de Estado y que si actuaba con la cabeza, él sería el candidato, pero si lo hacía con el corazón sería Sheinbaum. El hombre de Estado —me dijo— decide, sí, por el corazón, pero atiende a la razón.

Ayer, cuando se lo planteé a Sheinbaum, me comentó que ella era la única mujer de los cuatro y que no le parecía correcto, primero, que yo solo hablara de su lealtad a López Obrador, cierta, porque que ella tenía méritos propios, que también señalé, y que le parecía incorrecto que si alguno de los tres ganaba, sería por su capacidad, pero si fuera ella sería producto de un dedazo.

El hecho es que anoche, antes de hacerse público el resultado oficial, tanto Delgado como Batres, que lo adelantaron como estaba acordado, confirmaron que Sheinbaum sería la candidata, como aquí le había contado, y ella lo confirmó después: Asumo con orgullo, responsabilidad y agradecimiento. ¡No vamos a defraudar!

Retales

1. Postura. Antes de conocer el resultado de la encuesta, pero sabedor de lo que venía, Ricardo Monreal declaró que tomaría un receso pero no dejaría Morena, él que ha estado, me recordó el martes, en el PRI, PRD, PT, MC y ahora en el partido de AMLO. Y que hace 20 años renunció al PRI por la imposición de un candidato en Zacatecas. Luchar contra la nomenklatura no va a ser fácil, remató;

2. Enfrente. Y todo indica que Sheinbaum enfrentará a otra mujer en el Frente Amplio Democrático, Alejandra Barrales, presidenta saliente del PRD que el martes por la noche se reunió con Miguel Mancera, que no pudo terminar la cena del Foro Banorte de Carlos Hank González, habló y se fue, se fueron;

3. Impecable. El que tuvo una presentación espectacular en esa cena del Foro Banorte fue José Antonio Meade, moderna, impecable, abarcando temas más allá del financiero con un esquema ágil, no visto, y contundente. Le aplaudieron de pie.

Nos vemos el martes, pero en privado

lopezdoriga@milenio.com
Twitter: @lopezdoriga
Web: lopezdoriga.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.