• Regístrate
Estás leyendo: Hoy sería Osorio, pero no es hoy…
Comparte esta noticia
Domingo , 22.07.2018 / 11:25 Hoy

En privado

Hoy sería Osorio, pero no es hoy…

Joaquín López-Dóriga

Publicidad
Publicidad

Las mujeres escriben mejores cartas que los hombres. Florestán

Ayer hablábamos en este espacio sobre los candidatos presidenciales, que el PRD no tiene propio, y del PAN, en donde brilla con asombrosa ventaja Margarita Zavala, quien estará en la boleta con o sin su partido. De Morena, ni hablar, es Andrés Manuel López Obrador por tercera vez y dejamos para hoy el caso del PRI, donde la decisión será del presidente Enrique Peña Nieto.

Su lista de los presidenciables es amplia, luego de estar dos años y nueve meses limitada a dos cartas: Miguel Ángel Osorio Chong y Luis Videgaray. En agosto del año pasado, se dio baraja nueva y montó a ese tren, donde en cada parada suben y bajan pasajeros, a Aurelio Nuño, José Antonio Meade y, unos días antes, a Manlio Fabio Beltrones, que se sumaba a Eruviel Ávila y, hace un mes, incorporó a José Narro.

Han pasado poco más de seis meses y lo que ha sucedido, de acuerdo con las encuestas publicadas y las no publicadas, ha sido el fortalecimiento de Osorio Chong tras la debacle de la fuga de Guzmán Loera, en julio del año pasado, donde le llegaron a cantar el réquiem, y su regreso tras la captura, en enero.

Desde Los Pinos, el que tomará la decisión del candidato, monitorea todos los días, rueda de la fortuna, esa, donde unos días unos están arriba y otros abajo.

Con Peña Nieto no hay modo de equivocarse en su modelo de selección de candidato: seguirá el mismo procedimiento que utilizó para decidir la sucesión en el Estado de México, que para él era central el que pudiera ganar. Y en eso hizo a un lado afectos y cercanías. Se decidió por Eruviel Ávila, que no era de sus afectos ni de sus cercanos, era de Ecatepec, muy lejano del Valle de Toluca, pero era el que garantizaba el triunfo, Peña Nieto lo jugó y ganó.

Para 2018 nadie se puede llamar a sorprendido, se decantará, de entre los suyos, por el que pueda ganar la elección.

Y en eso, los niveles de reconocimiento popular y mediciones, pesarán, pero lo determinante será el instinto político de Peña Nieto.

Así que si tuviera que tomar la decisión hoy, sería Osorio.

Pero como la decisión no es hoy, pues es un ejercicio inútil.

Bueno, no tanto…

RETALES

1. “SPOT”. Al bajar el INE el spot de López Obrador, el siguiente paso es la serie de Ricardo Anaya y, de plano, fijar una posición en cuanto al uso personal de los spots partidistas, que no fue el espíritu del legislador;

2. SOSPECHA. El mismo Anaya ha sido incapaz de resolver la crisis partidista de Sinaloa, derivada de la nominación y respaldo panista a la diputada Lucero Sánchez López, ligada a Guzmán Loera, y están a 86 días de las elecciones; y

3. DEUDA. Dice el procurador de Nuevo León, Roberto Flores, que debía dinero a un casino de Las Vegas, que se tardó en pagar como diez años y que todos deben. El tema, aceptando eso, es si giró cheques sin fondos.

Nos vemos mañana, pero en privado

lopezdoriga@milenio.com
Twitter: @lopezdoriga
o Web: lopezdoriga.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.