• Regístrate
Estás leyendo: Es Trump y lo que siembra
Comparte esta noticia
Lunes , 24.09.2018 / 15:30 Hoy

En privado

Es Trump y lo que siembra

Joaquín López-Dóriga

Publicidad
Publicidad

No puede escapar ni de sí mismo. Florestán


Yo era de los que decían que no había que darle pelota a Donald Trump, pues su precandidatura obedecía a un proyecto de promoción personal y empresarial, una especie de Doctor Simi en México hace una década.

Pero su discurso violento, misógino, xenófobo, cargado de odio, comenzó a darle resultados al identificarse con el de millones de estadunidenses que solo piensan y quieren ser como él.

Esto llevó a sus asesores a rectificar el objetivo, aunque no el método: tomarse en serio la candidatura republicana y su arribo a la Casa Blanca el 20 de enero tras ganar las elecciones de noviembre.

Esto que hace meses parecía una locura, hoy es posible.

Y eso mismo fue lo que llevó al presidente Enrique Peña Nieto a replantear la estrategia en la relación con Estados Unidos, donde el discurso Trump ha exacerbado el sentimiento antimexicano, paisanos que se sienten perseguidos y, a la vez, desamparados.

La misma canciller Claudia Ruiz Massieu así me lo confirmó al decirme que el cambio de embajador en Washington y de subsecretario para América del Norte son parte de un ajuste, de un viraje de estrategia ante un escenario en Estados Unidos que ya cambió respecto al que prevalecía hace ocho meses, provocado por el discurso de Trump, cargado de estereotipos y estigmatizaciones, y que el primer paso fue la designación de Carlos Manuel Sada Solana como nuevo embajador en Washington, en sustitución de Miguel Basáñez, quien tenía menos de siete meses en el cargo, y de José Paulo Carreño King, como subsecretario para América del Norte, que es ser un subsecretario centralmente para Estados Unidos.

Sada Solana será el tercer embajador del presidente Peña Nieto en Washington después de Eduardo Medina Mora, que lo dejó para ser ministro de la Corte, y del propio Basáñez; Carreño King es también el tercer subsecretario para América del Norte, después de Sergio Alcocer, que renunció para buscar sin éxito la rectoría de la UNAM, relevado por Carlos Pérez Verdía.

Lo grave del momento en la relación fundamental de México con Estados Unidos no es con su gobierno ni con su Congreso, es con el clima de odio que ha sembrado y seguirá promoviendo Trump.

Pero lo peor es que hay millones de estadunidenses que se identifican con su discurso y que aun perdiendo en las elecciones, seguirán en lo mismo, pero reforzado.

Esa semilla del odio ya fue sembrada.

RETALES

1. AJUSTES. Sin hacer mucho ruido, llegaron nuevos subsecretarios a la Sedesol, a Agricultura y tres a Turismo, además de Relaciones Exteriores. Todo en un día;

2. ELÉCTRICOS. En la Ciudad de México hay 20 taxis eléctricos, bueno, ahora 19 mil 200 trolebuses y el tren ligero apenas recorre cinco kilómetros; y

3. CORTE. El INE suspendió las candidaturas morenas de David Monreal, al gobierno de Zacatecas, y de Guillermo Favela, en Durango. Irán al tribunal. Siguen promoviendo campañas.

Nos vemos mañana, pero en privado


lopezdoriga@milenio.com
Twitter: @lopezdoriga
Web: lopezdoriga.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.