• Regístrate
Estás leyendo: El recuerdo de José Francisco
Comparte esta noticia

En privado

El recuerdo de José Francisco

Joaquín López-Dóriga

Publicidad
Publicidad

No, pues sí; vale más pájaro en mano. Florestán


El secuestro y asesinato, el lunes, del diputado federal priista por el distrito 18 de Jalisco, Gabriel Gómez Michel, me lleva irremediablemente al recuerdo de la muerte del también diputado José Francisco Ruiz Massieu, la mañana del 28 de septiembre de 1994, crimen que el domingo cumplirá 20 años.

La mañana de aquel miércoles, quien sería coordinador de la bancada del PRI había asistido a un desayuno con los integrantes de su sector popular, que entonces encabezada Mariano Palacios Alcocer, en su sede de Lafragua, frente al Sanborns.

Eran poco más de las nueve de la mañana cuando la cúpula de la CNOP lo acompañó hasta la calle, vio cómo se puso al volante de su auto sin blindar y también cuando un sujeto se acercó a la ventanilla y le disparó un solo tiro, porque el arma se le encasquilló. Pero fue suficiente. La bala le atravesó el cuello y allí mismo quedó muerto, delante de todos, mientras el homicida corría hacia el Paseo de la Reforma, donde fue detenido por un policía y luego identificado como Daniel Aguilar Treviño, quien aún compurga su sentencia.

A Ruiz Massieu lo mataron en un año, aquel l994, traumático por el asesinato, otro miércoles, pero 23 de marzo y en Tijuana, del candidato presidencial del PRI, Luis Donaldo Colosio.

Entendiendo que las condiciones son completamente diferentes si comparamos este 2014 con aquel 1994, lo que prevalece es el asesinato de otro diputado del PRI en un operativo, a diferencia del de Ruiz Massieu, perfectamente organizado y desarrollado por un comando del crimen organizado a plena luz del día en el Periférico de Tlaquepaque.

El reto, como en cualquier homicidio, es que no quede en la impunidad, como parcialmente quedó el de Ruiz Massieu; o el del también diputado del PRI, Moisés Villanueva de la Luz, asesinado el 18 de septiembre de 2011; o el de Rodolfo Torre Cantú, el 28 de junio de 2010, y los de tantos y tantos mexicanos cuyas muertes han sido protegidas por ese agente siempre presente y motor de la violencia que es la impunidad.

RETALES

1. EXCESO. De los diputados muertos, todos priistas, agrego el caso de Irma Elizondo Ramírez, quien el 4 de agosto pasado, tras la agotadoras sesiones para sacar las reformas, amaneció muerta a causa de un infarto;

2. ADIÓS. La renuncia de Juan Ignacio Zavala al PAN es una de esas que le van a pesar al partido. Sé que me dirán que ha habido otras y más importantes, y sí. Pero yo me refiero a la de ayer, de Zavala; y

3. MARGARITA. Según consulté, la renuncia de Juan Ignacio no afecta el proyecto de su hermana Margarita Zavala para ser candidata a diputada en las elecciones de junio próximo. El que se la piensa para irse a San Lázaro es Gustavo Madero y también quiere Santiago Creel. Los tres, sobre todo ellos, mirando a la presidencial de 2018.

Nos vemos mañana, pero en privado

lopezdoriga@milenio.com

Twitter: @lopezdoriga

Web: lopezdoriga.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.