• Regístrate
Estás leyendo: Aeropuerto, yo ya no sé
Comparte esta noticia

En privado

Aeropuerto, yo ya no sé

Joaquín López-Dóriga

Publicidad
Publicidad

 No deja lugar a la indiferencia.
Florestán

El martes por la noche, en la mesa de Si me dicen no vengo, de Foro Tv, volvió a salir el tema ineludible de los cuatro aeropuertos, Benito Juárez, Santa Lucía y ahora Toluca, contra el nuevo de Texcoco, y el método que decidió Andrés Manuel López Obrador para decidir su futuro.

Debo apuntar que por sus declaraciones, y las de sus cercanos, que no pueden ser otra que las de él mismo, están contra el NAIM.

Así lo sostuvo rotundamente como candidato presidencial, así lo han seguido sus designados colaboradores en el gobierno de transición.

El encuentro que encabezó Alejandro Encinas con los machetes de Atenco, y rechazo al proyecto Texcoco, les potenció fuerza y presencia, al punto de convertirlos en el principal argumento para cancelar la obra que se desarrolla en esos rumbos que reivindican suyos.

Pero le hablaba del programa del martes en el que Rafael Pérez Gay, Vanessa Rubio, Fernando Rodríguez Doval y Javier Lozano se pronunciaron contra la forma de la consulta y su utilización.

En la parte final, pregunté quiénes iban a participar en ella, y Pérez Gay, Vanessa y Rodríguez Doval dijeron que no. Martí Batres, presidente del Senado, Jesús Cantú y Lozano, que sí. Luego pregunté a los últimos tres en qué sentido votarían, y Batres y Cantú por Santa Lucía, y Lozano por Texcoco.

Y, como calculaba, me la dejaron caer.

—¿Y tú —me dijo Batres— vas a votar?

—Sí —dije.

—¿Por qué proyecto? —insistió.

—Por Texcoco —respondí sin duda alguna.

Y ahora lo argumento: no irse por ese proyecto podría crearle al país, y al nuevo presidente López Obrador, una crisis económica que nadie quiere, empezando por él mismo, que cancelaría sus proyectos sociales y a todos la posibilidad de crecimiento y estabilidad.

Anoche sostuve en Tercer grado, que la principal aversión del Presidente electo es a la crisis económica y espero que ya tenga claro lo que detonaría cancelar el proyecto del NAIM.

Y por eso creo, confío, que la consulta y él digan sí a Texcoco.

Aunque yo siga confundido, mi más reciente y constante acompañante.

RETALES

1. AVISPERO. El Presidente electo debe dar hoy la nota que sacuda el debate sobre el NAIM para que siga el debate, que me encanta, dijo en Durango el martes. Y es cierto, nos ha traído por semanas en ese debate, bloqueando la atención a casos centrales como seguridad, fuerzas armadas, finanzas, impunidad, corrupción. Y ahí nos lleva;

2. AUSTERIDAD. Los diputados aún no tienen, a diferencia de los senadores, el pin de esta legislatura. Les dijeron que cada uno cuesta 700 pesos y que por 500 son 350 mil pesos. ¿Y por qué no paga cada quien el suyo? Por 700 pesos…; y

3. SEGURO. La Condusef dio a conocer que el plan de austeridad del nuevo gobierno representa 70 por ciento de las reservas de la aseguradora Metlife, unos 75 mil millones de pesos que pagaría por los despidos. En el Senado ya estalló la bronca por 2 mil 40 empleados. La Condusef afirmó que la aseguradora tiene que cumplir con sus pagos, no importa el porcentaje de sus reservas.

Nos vemos mañana, pero en privado

lopezdoriga@milenio.com
Twitter: @lopezdoriga
Web: lopezdoriga.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.