• Regístrate
Estás leyendo: Desde Río Grande a Austria y ahora Corea del Sur
Comparte esta noticia
Miércoles , 20.06.2018 / 16:09 Hoy

Desde Río Grande a Austria y ahora Corea del Sur

Publicidad
Publicidad

Pyeongchang 2018 son aquellos Juegos Olímpicos de Invierno que desde antes de empezar sabemos que serán recordados por la unión de las Coreas y la suspensión de Rusia por el escándalo de dopaje, con la participación solo de algunos de sus atletas bajo una bandera olímpica. Si bien la justa no representa una tradición para el pueblo mexicano, ni causa mayor expectación debido a la poca participación de atletas nacionales a lo largo de la historia, es importante tener por primera vez en 16 años a más de uno en competencia. 94 años han pasado desde aquella primera edición invernal en Chamonix, Francia, y 90 desde Saint Moritz, Suiza, donde fueron cinco los mexicanos que hicieron su debut en este escenario. Es bien sabido que son las condiciones naturales del territorio de nuestro país las que no han permitido a las disciplinas de invierno convertirse en un aparador para México, mismo que es considerado como un referente de los llamados atletas exóticos que asisten a este tipo de competiciones. La edición 23 de unos JO de Invierno el próximo mes representará la novena aparición de mexicanos, y cabe destacar que en cuatro de ellas, fue el esquiador alpino con descendencia de una familia real, Hubertus Von Hohenlohe, el único de la delegación. Su historia tiene algo en común con la mayoría de los que ha enviado el Comité Olímpico Mexicano a la justa, incluyendo a tres de los cuatro que van a Pyeongchang. Varios no solo ostentan una doble nacionalidad, sino que desarrollaron su talento en otros países. Sarah Schleper, estadunidense casada con un mexicano y Rodolfo Dickson, nacido en Puerto Vallarta, pero adoptado por una pareja canadiense, competirán en esquí alpino, mientras que Roberto Franco de padre mexicano y madre estadunidense lo hará en estilo libre. Si bien el capítulo de los hermanos Tamés es memorable por introducirse en el bobsleigh en pistas de atletismo y pendientes sin nieve en Guadalajara, tuvieron que emigrar a Nueva York. Ahora es Germán Madrazo, otro que tuvo que sacrificar algo extra por cumplir su sueño. La oportunidad de entrenar se dio en Austria, pero el destino es Corea del Sur.

Twitter@jiimejime

jimenar14@gmail.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.