• Regístrate
Estás leyendo: De Minnesota a Pyeongchang
Comparte esta noticia
Jueves , 18.10.2018 / 16:01 Hoy

El cuaderno de Jimena

De Minnesota a Pyeongchang

Jimena Rodríguez

Publicidad
Publicidad

Historias de hermanos, gemelos, incluso madres, padres e hijos o esposos que han competido en Juegos Olímpicos hay varias. En Atenas 1896 serían John y Sumner Paine de Estados Unidos los primeros hermanos en conquistar medallas, la hazaña fue en tiro deportivo. Para Londres 1908, los ingleses William y Charlotte Dod lo harían en tiro con arco. Los primeros gemelos en lograrlo fueron los suecos Vilhelm y Eric Carlberg también en tiro, mientras que las anécdotas de madre e hija se remontan hasta el golf en 1900 con Margaret y Mary Abbott, misma edición donde la primera pareja olímpica y además de la realeza suiza, el Conde Hermann Alexandre de Pourtalès y la Condesa Hélène de Pourtalès, hicieron su debut en vela. El caso de Oscar y Alfred Swahn, fue el primero de padre e hijo, compitieron juntos en tiro en las ediciones de 1912, 1920 y 1924. Sin embargo, entre las varias historias de parentesco que no me alcanzarían los caracteres para escribir, está la de Marissa y Hannah Brandt, que comenzarán su participación en Pyeongchang este fin de semana. Se trata de dos hermanas, un mismo deporte, una misma pasión, pero representando a dos países: Estados Unidos y la unificada selección de las dos Coreas. La disciplina: hockey sobre hielo. Todo se remonta a 1992, cuando Greg y Robin Brandt, una pareja de Minnesota adoptó a Marissa con cuatro meses de edad, en tanto que su hermana, Hannah, hija biológica de la pareja, llegaría como un milagro meses después. Hoy de 24 años, fue tras graduarse que consiguió un espacio en las Whitecaps de Minnesota, mientras que su debut con la selección de las barras y las estrellas lo logró en 2014. Marissa en cambio, hoy de 25, estuvo a punto de dejar el deporte, pero cuando en 2017 llegó la inesperada llamada para probarse en Corea del Sur, su destino cambió. El resto es historia. Una de esas que gustan a la afición y a la prensa. Morbo por ver si ambos combinados podrán toparse en instancias finales de la justa a pesar de que las estadunidenses son las número 1 del ranking mundial y las Coreas están en los peldaños 22 y 25. Existe, pero mi pregunta es: ¿Qué tan válido continúa siendo competir para un país que en realidad no te representa solo por la oportunidad de estar en un certamen de esta magnitud?

Twitter@jiimejime

jimenar14@gmail.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.