• Regístrate
Estás leyendo: La tragedia petrolera
Comparte esta noticia

Estira y afloja

La tragedia petrolera

J. Jesús Rangel M.

Publicidad
Publicidad

El domingo pasado en Paraíso, Tabasco, el presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó que “se dejó de invertir en la explotación de petróleo” y de “perforar pozos en tierra y en plataformas”. Y tiene razón. Así lo revelan los números que dejaron Carlos A. Treviño Medina y Juan J. Hinojosa, directores generales de Pemex y de Pemex Exploración y Producción, respectivamente.

La inversión de Pemex en presupuesto devengable entre 2012 y 2018 sumó un total de un billón 385 mil millones de pesos; disminuyó de 327 mil millones de pesos en 2014 a un estimado de 141 mil millones en 2018; el número de pozos se redujo de 153 en 2014 a escasos 58 este año.

El nuevo titular de Pemex, Octavio Romero Oropeza, recibió el apoyo presidencial para cambiar la tendencia y aumentar 75 mil millones de pesos a la inversión de la empresa petrolera de 2018 y llegar a un total de 216 mil millones en 2019, todavía por abajo de la cifra de 2015 que fue de 231 mil millones.

El anterior director de Pemex ofreció más cifras de la tragedia. En el sexenio pasado, dijo en su informe de rendición de cuentas, se programó perforar 5 mil 282 pozos y terminar 5 mil 940; el resultado final fue 2 mil 532 pozos perforados y 2 mil 553 terminados, un cumplimiento del 48 y 43 por ciento respecto a lo programado.

López Obrador dijo que la producción actual de petróleo es de un millón 800 mil barriles, “con tendencia a la baja de manera preocupante”, y que esta semana en Ciudad del Carmen, Campeche, dará a conocer todo el plan de producción petrolera.

Las cifras últimas de Pemex revelan que el promedio anual de producción de enero a noviembre de 2018 fue de un millón 896 mil barriles diarios de petróleo, menor a la de 2017 que fue de un millón 948 mil barriles diarios. La cifra máxima registrada fue de 3 millones 383 mil barriles diarios en 2003.

Un elemento importante a considerar es que a partir de 2004 la “producción total nacional disminuyó de manera considerable ocasionada principalmente por la declinación del campo Akal del Proyecto Cantarell, que fue en promedio de 1.8 millones de barriles de crudo diarios entre 2004 y 2012.

“Compensar la declinación mencionada representó un desafío técnico considerable dadas las características y la madurez del resto de los campos productores".

El tema de la caída productiva en Cantarell es espeluznante. En diciembre de 2003 se alcanzó el máximo histórico de producción con 2 millones 192 mil barriles diarios de petróleo; en 2012 cayó a 404 mil 500 barriles diarios y la previsión para 2018 es de una extracción de apenas 43 mil barriles diarios de petróleo. La explicación de Pemex es que por las restricciones presupuestales disminuyó la recuperación de crudo en este campo y al atraso en la ejecución de las actividades de explotación.

jesus.rangel@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.