• Regístrate
Estás leyendo: La pelea de Roku y de accionistas de Oro Negro
Comparte esta noticia
Sábado , 15.12.2018 / 13:29 Hoy

Estira y afloja

La pelea de Roku y de accionistas de Oro Negro

J. Jesús Rangel M.

Publicidad
Publicidad

Roku, el software de alta tecnología que permite bajar contenidos en televisión, está presente en 23 países con más de 20 millones de usuarios del pequeño aparato; en Estados Unidos es el número uno de streaming en horas de transmisión por encima de Amazon, Apple y Google.

Matthew Anderson, chief marketing officer de Roku, afirmó que la plataforma fue “bien recibida” por las autoridades mexicanas como la Secretaría de Economía, el IMPI, el Instituto Federal de Telecomunicaciones, y las tiendas departamentales que lo vendieron.

“El juicio con Cablevisión ha sido muy lento y largo. Primero la demanda fue local y ahora federal, y estamos seguros de ganar el amparo solicitado. La acusación de que utilizan la plataforma para distribuir contenido pirata es endeble, según nosotros, pero no sabemos si hay algo más atrás”.

También dijo que en México y en todo el mundo cada vez más personas están cambiando de la televisión tradicional al streaming, y que México tiene un potencial muy fuerte y puede ser uno de los mercados más grandes del mundo. Roku lanzó en 2008 el primer reproductor que llevó a Netflix a la televisión.

Por cierto, universidades de EU utilizan Roku para dar clases. “Donde hay señales de internet, ahí podemos estar. El potencial es muy amplio y todos pueden aprovecharlo”.

Cuarto de junto

Ya se esperaba, y ayer los accionistas estadunidenses, europeos, fondos de inversión y Afores que invirtieron 600 millones de dólares en la empresa mexicana Servicios Petroleros Oro Negro, de Gonzalo Gil White, publicaron en The New York Times que demandaron a México por el intento de llevar a la quiebra a la empresa dueña de cinco plataformas marítimas que alquila a Petróleos Mexicanos, ante la negativa de participar en actos de corrupción. Los accionistas reclaman alrededor de 700 millones de dólares, cifra que corresponde al valor de las acciones “antes de la destrucción de Oro Negro”, y afirman que tienen “grabaciones de altos funcionarios y ex funcionarios de Pemex en donde se comprueba que Oro Negro fue objeto de un trato discriminatorio y abusivo que culminó en la cancelación de los contratos por no ser partícipe en la red de corrupción y no haber pagado sobornos”.

Comentan que a proveedores como SeaMex, propiedad del empresario noruego John Fredrisksen, dueño importante de la deuda de Oro Negro, Pemex en 2014 le alquiló 5 plataformas en términos más favorables que a cualquier otro contratista, y que participó el ex director Emilio Lozoya, directamente en la asignación de los mismos.

jesus.rangel@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.