• Regístrate
Estás leyendo: La mentira de Rioboó
Comparte esta noticia
Jueves , 13.12.2018 / 03:04 Hoy

Estira y afloja

La mentira de Rioboó

J. Jesús Rangel M.

Publicidad
Publicidad

El tema del candidato presidencial Andrés Manuel López Obrador, por Juntos Haremos Historia y su amigo, el constructor José María Rioboó, es más complejo de lo que quieren hacerlo ver. Más allá del dinero pagado, hay explicaciones mañosas que enredan las cosas.

El Grupo Rioboó explicó su participación y salida en el “proceso de licitación del Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México” con un texto redactado para crear suspicacias y esconder verdades.

Escribió: “Es importante destacar que este proyecto presentaba retos de alta complejidad. Rioboó S.A. de C.V. y sus empresas contamos con soluciones para afrontarlo y formamos parte del proceso licitatorio, junto con un grupo con empresas de altísimo nivel.

“Sin embargo, como pasa en muchos procesos licitatorios tanto público como privados, la autoridad determinó que no continuaríamos en el mismo. Se asumió con responsabilidad la resolución y la empresa determinó no impugnarla ni presentar recurso alguno a los que legalmente teníamos derecho”.

Las cursivas son mías. Se puede entender que la autoridad los sacó de la licitación por las malas. No fue así. Dejó de participar junto con el Consorcio Arup Latin America porque no cumplió con las calificaciones establecidas en la invitación IO-009KDH999-T3-2014 de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT).

La resolución es directa: “No alcanzó el mínimo de 45 puntos solicitados y por lo tanto resultó insolvente”. Así de claro.

Entre las razones para tomar la decisión están “que no presenta el programa calendarizado de cuándo llevaría a cabo las actividades para la prestación del servicio”, que “acreditó un número reducido de contratos de la magnitud solicitada”, que “acreditó un número reducido de contratos cumplidos”, y que “presentó una carta en la que manifiesta no comprometerse a contratar mipymes (pequeñas y medianas empresas)”.

No hubo mano negra. Fue incumplimiento de requisitos; se desechó la propuesta por no alcanzar la calificación.

La constructora también relató que “fuimos invitados a otro reto, por parte del hoy candidato Andrés Manuel López Obrador, para encontrar una solución alternativa, más barata y menos compleja, que sirviera como un nuevo centro aeroportuario para el país, que pudiera brindar los servicios requeridos con una inversión que fuera menos costosa para el erario.

Así, en un esfuerzo meramente científico, se realizó un estudio técnico, basado en una profusa investigación y análisis que a la postre fue publicado y difundido a través de la casa editorial Porrúa”.

jesus.rangel@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.