• Regístrate
Estás leyendo: Tramoya en escenarios de cultura portuense
Comparte esta noticia
Viernes , 20.07.2018 / 02:05 Hoy

Desde la raíz

Tramoya en escenarios de cultura portuense

Jesús Guerrero Valdez

Publicidad
Publicidad

Son pocos los que se han atrevido a alejarse por un tiempo de las tablas del escenario teatral, de los pasos de gato, camerinos, la... tramoya y regresar. Es el caso de un personaje que a fuerza de hacerse presente a través de la comedia, primero dentro de la colectividad en esta geografía tropical, se ha ganado un lugar merecido. Manuel Chirinos Meza, sigue recreándose como esa tramoya en la que gustan invertir de cuando en cuando los teatreros: que tocan y retocan para darle lustre a sus escenarios.

Pero esos cambios en el decorado y esos efectos especiales en su vida, han tenido hasta ahora un solo fin; el de mantener vigente por medio del impulso a la cultura, un interés y conocimiento del propio rostro porteño. Su sueño inició hace casi 30 años -este año cumple 29 -, y este próximo 2018, espera alcanzarlos trabajando como sabe hacerlo, en los escenarios.

Hasta hace poco fue presidente del Patronato Cultural de Ciudad Madero, es uno de los creadores del grupo Tramoya Teatro, actualmente su director; es entre otras cosas columnista en un periódico local, donde habla sobre el cine nacional. Pero sobre todo, en el último lustro se ha vuelto un importante promotor de eventos culturales. Fue el causante de atraer una racha positiva de espectadores al ofertar eventos culturales de gran éxito, que fácilmente competían contra los tres ayuntamientos de las pasadas administraciones, pero sin el presupuestos que estas se supone manejaban.

Fui testigo de cómo su convocatoria llenó -no, abarrotó- la sala del Cabildo de Ciudad Madero, y apoyado por otros grandes promotores y amigos de él, de los cuales citaré solo dos nombres; Laura Ahumada Velázquez y Pedro García Bernal, por los cuales se alcanzaron programas que dejeron huella.

Chirinos tiene tatuado en su rostro el sello de la comedia, es sin duda un tipo agradable y sabe hacerse empático; fue alumno de María Luisa Burgos, con quien se amoldó perfectamente en los terrenos de la comedia, a la que siempre ha abrazado y este año, sin duda, piensa en volver.

Si me he atrevido a hablar del personaje, es por elogiar su trabajo como promotor, un promotor que ha hallado en el apoyo e impulso de sus amigos y creativos, fuerza para sus proyectos, sin tener mayor presupuesto en ocasiones, que el que surge de su propia bolsa. Ojalá, Manuel mantenga ese paso, que demuestra que los gobiernos mal logrados y sin recursos, sobran, cuando existe un grupo fuerte y amante de la cultura.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.