• Regístrate
Estás leyendo: Redes sociales: la otra válvula de escape
Comparte esta noticia
Miércoles , 21.11.2018 / 04:11 Hoy

Redes sociales: la otra válvula de escape

Publicidad
Publicidad

Las llamadas “redes sociales” -que desde su denominación parecen una contradicción-, resultan ser la trampa ideal para el solitario; y quizá un punto de encuentro con quienes prefieren el congestionado tejido cibernético, a las charlas de café o bizantinas.
Esas que no “reparan” nada, mas cómo desahogan. Ambas desde mi punto de vista son el mismo caso, pero las primeras multiplican su sensación de alivio entre las masas.

Me ocurrió ayer, cuando un conocido publicó el facebook: “Alguna vez escucharon la frase “Soy priista de hueso colorado”. No dejaron de leerse críticas y desazón.

Recordé que de niño escuché esa frase y esta otra también: “Ehh! No hables palabra en contra del PRI; psss... guarda silencio, te puede ir mal”... Entonces era cero críticas y todo servilismo.

Se leyó: “Imagina, eso fue en un partido donde su naturaleza estaba hecha para apoyar a los trabajadores, empleado, obreros, todos demócratas; ahí, donde se supone deben protegerse tus intereses y que poco a poco, se nos abandonó a la ambición de sus caciques y políticos corruptos en un sistema por demás viciado que nos ha llevado hasta donde estamos...”.

También; “por el perfil de partido, por su naturaleza (yo) sería un priista. Pero éste ha descendido hasta los pisos más bajos y abyectos... Y que no me salgan (como los Católicos) con que soy priista desde que nací... Eso sería no tener vergüenza; han demostrado haber creado un aparato (un monstruo) que se alimenta de la sangre y sudor de los trabajadores, de los bienes del país y de la buena fe del pueblo, que teniendo falsas esperanzas todavía lo siguen... Y sí, el pueblo hambriento participa de sus cínicas intervenciones “en bien del país” por hambre: hambre que se agudiza”.

Estoy seguro que a estas alturas (a nivel de suelo), en el país no hay Ente totalmente limpio, sea PRI, PAN, PRD o Morena, el que sea, pues la estructura del sistema podrido con las armas de la corrupción, se ha transformado en una mafia fuerte y vigorosa, se han transformado en un “agente libre” que ni los débiles priistas pueden acabar, porque sería darse harakiri... Bueno, solo la fuerza de la sociedad civil (que no existe, ni dejan que exista) podría detener el mal gobierno... Qué triste.... Quizá haya una muy remota esperanza para esta intrincada situación... ¡Quizá!

¿Qué hace falta para que lejos de esperar un adalid, se sume la unidad nacional?

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.