• Regístrate
Estás leyendo: Otro año de venerar a la madre
Comparte esta noticia
Martes , 18.09.2018 / 22:48 Hoy

Desde la raíz

Otro año de venerar a la madre

Jesús Guerrero Valdez

Publicidad
Publicidad

En medio de la percepción de una crisis sin fin, me tocó ayer ser el reiterado testigo, al recorrer las estrechas calles del Puerto, de brazos cargando con ramos y bolsas para regalo que vomitaban tiritas de papel colorido; restaurantes llenos de mesas saturadas con platillos para la ocasión, y los rostros: progenitoras de tímidas sonrisas e hijos orgullosos y satisfechos.

El día a la madre en México, se ha dicho, es cosa seria, y se le da tanta importancia que incluso, son cada vez más empresas que a las señoras de su inventario laboral, les otorgan el día libre. Los jefes que no, organizan una carne asada o les entregan un obsequio. Pero en este sentido son aún muchas más las que quedan olvidadas en sus pesadas faenas de 24 horas durante los 365 días del año.

Hay una clase de hombres que nuestra civilización recompensa. Aquel bien nacido que no olvida a su madre en esta fecha: 10 de mayo. Al respecto, no es nuevo señalar que la “fiesta de un día” es una imagen cotidiana en nuestra geografía nacional, que este año de 2017, cumple nada más y nada menos que 95 años de tradición. También sirve de radiografía para sopesar la doble moral que se vive cuando -al final del día- la condición machista vuelve a imperar en los hogares.

Según cifras de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), “se estima que el 35 por ciento de las féminas de todo el mundo han sufrido violencia física y/o sexual por parte de su compañero sentimental, o violencia por parte de una persona distinta a su compañero sentimental en algún momento de su vida. Sin embargo, algunos estudios nacionales demuestran que hasta el 70 por ciento de las mujeres han experimentado violencia física y/o sexual por parte de un compañero sentimental durante su vida”.

La cruda realidad es que en México, lejos de que las mujeres ocupen un lugar de respeto y veneración, según estadísticas de 2011 del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), 63 de 100 de ellas -que van de 15 años o más, en el país- han sufrido un acto violento de cualquier índole.

México fue el primer país latinoamericano en sumarse a esta conmemoración en 1922, costumbre que nace en EU por mayo de 1914; por cierto un 10 de mayo, porque en aquel tiempo se pagaba a la decena. Dato, para aquellos que piensan que no se trata de una conmemoración para incentivar el movimiento económico. La decena ha quedado arcaica ante los raquíticos pagos de quincena, negando la oportunidad de sacar a mitad de semana a la mamis, una fingida sonrisa; aunque sea en el único día del año en que se les “venera”.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.