• Regístrate
Estás leyendo: Jorge Domínguez, el surrealista Huasteco
Comparte esta noticia
Domingo , 15.07.2018 / 18:44 Hoy

Desde la raíz

Jorge Domínguez, el surrealista Huasteco

Jesús Guerrero Valdez

Publicidad
Publicidad

¿Sabía que para poder hablar de la Huasteca hay que vivirla? No se trata de un mero eslogan publicitario; los artistas huastecos lo saben. Cuando nos cuentan sus anécdotas nos llegan hondamente a las fibras corporales. Podría rescatar para abalar esto, nombres de prominentes creadores ya desaparecidos, pintores, músicos tradicionales, bailarines y todo tipo de hombres que dejaron plasmada una huella, a través de su obra. Pero hay nombres nuevos, hay sangre nueva y de ella hay que hablar.

Le platico. ¿Conoce a Jorge Domínguez Cruz? Seguro este nombre no le dice nada aún, pero él pertenece ya los grandes en ésta vasta región. Él sabe lo que representa el llevar en alto nuestra tradición a todos los rincones del orbe.

¿Qué tan lejos mira Jorgito, desde el umbral de su casa de palma con otates enjarrada con lodo allá en la comunidad de Mata de Otate a espaldas de la Sierra de Otontepec, Veracruz? Mira un lienzo, una fotografía. En medio está en la milpa su padre que hinca con fuerza el azadón. De ahí se disparan escenarios llenos de colorido. Como sus cuadros surrealistas, hoy más que nunca aportan nuevos escenarios.

Están llenos de naturaleza, exuberancia, misticismo, olor y color de esta tierra “que me impresionó desde siempre”. Describe su técnica, su pintura como una forma de surrealismo, expresionismo, romántico, clásico, regional mexicano, pero por sobre todo, Huasteco.

Recuerda sentado desde su habitación en la ciudad de México, cómo ha esperado este día: “Están llegando esos momentos maravillosos después de perseverancia, paciencia y constancia”, me dice. Esta alegre y a unos pasos de la llamada Unión Americana.

El próximo 29 de septiembre en Barcelona montará la exposición Jorge Domínguez Cruz “El surrealista de la Huasteca” un sueño dentro de otro sueño, casi realizado. Porque ahora mismo se concreta anticipadamente una exposición, gracias a Federación Veracruzana USA, una organización sin fines de lucro, que aprecia su arte y se asienta en Los Ángeles, California, lo invitan a su semana cultural en aquel país.

Ahora mismo Jorge, el pintor de lengua tének, sigue soñando como cuando corría a la cima de cúes, revolcándose en el lodo, recolectando puntas de flechas o monolitos. De ahí su esencia y forma de ver el arte.

Sus pronunciados rasgos huastecos hablan y regresan a la imagen de su padre que le giñe el ojo, y junto a él piensa: “Nu pa eshom tit toj’nal nu ale” que traduce en: Mi papá está trabajado la milpa.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.