• Regístrate
Estás leyendo: Amatlán y los 7 pesos del IVEC
Comparte esta noticia

Desde la raíz

Amatlán y los 7 pesos del IVEC

Jesús Guerrero Valdez

Publicidad
Publicidad

Inaudito a 17 días de iniciar la “XXIX edición de la fiesta huasteca, símbolo del México enraizado y en resistencia”, como reza en un comunicado que prepara el Patronato Pro Huapango y Cultura Huasteca AC, una vez más la cultura tradicional es víctima de la falta de compromiso de las autoridades en apoyar nuestras tradiciones; en este caso ha sido el IVEC.
Por un grave, muy grave error del Instituto Veracruzano de la Cultura (IVEC), se ve amenazado el “Encuentro de las Huastecas de Amatlán-Naranjos, Veracruz”, al no poder ser avalado el apoyo económico para la Fiesta Anual del Huapango; la razón parece sacada de un filme de ficción o de un prontuario de valemadrismo mexicano, en donde las raíces indígenas en nuestro país, ocupan infames lugares escatológicos.
La historia de lucha por dar a conocer la tradición Huasteca es tan amplia, como su extensión territorial y el olvido en que se halla, ese que parece crónico; mientras otras festividades y apoyos de índole meramente comercial, son impulsados de manera arbitraria.
La historia, como repito, sale a relucir más que nada por un “descuido”, que este marasmo de política y apatía burocrática -uno no sabe qué pensar- personal en funciones del IVEC olvidó cerrar la cuenta bancaria en donde fue depositado el recurso otorgado para la edición 2017. La diferencia (pretexto ideal) es por $7.00 (siete pesos, ¡leyó bien!) cantidad que el gobierno estatal no devolvió a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), razón por lo que no se liberará el recurso destinado para dicho Encuentro.
¿Qué valor y significado tiene este Encuentro? Si tomamos en cuenta tan solo que para 2019, estará cumpliendo sus tres décadas de fundado, convirtiéndolo en uno de los más añejos no solo de la región sino en nuestro país, uno empieza a sopesar la magnitud e importancia de este festival que ensalza el baile, artesanía, gastronomía, el verso, décima e interpretación del huapango y el son huasteco.
A través de este espacio y trinchera nos unimos al reclamo -pues esta no es la primera vez que ocurre- para hacer pública la situación de este importante evento.
Sabemos, este pueblo enclavado en el norte de Veracruz, su gran cantidad de promotores y gestores, artistas, músicos, decimistas, pero sobre todo el mismo pueblo amateco, no se quedará cruzado de manos, a pesar de que las filias del poder sigan haciéndose de la vista gorda a las prácticas nativas, en un intento de sepultar lo más sagrado de un pueblo, su identidad.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.