• Regístrate
Estás leyendo: ¿Por qué buscan entre los muertos al que vive?
Comparte esta noticia

Areópago

¿Por qué buscan entre los muertos al que vive?

Jesús de la Torre T. Pbro.

Publicidad
Publicidad

Hoy, Domingo de Resurrección entre varias denominaciones cristianas, a muchos les tiene sin cuidado, a no ser porque se terminan unas vacaciones, en las que para la mayoría de los paseantes, les tuvo sin cuidado las motivaciones religiosas. Pero estas, aunque no se quieran, van marcando incluso el calendario civil, el caminar del trabajo, de la industria y para los mexicanos, el asedio propagandístico de la política, con pocos aciertos y muchas porquerías en sus informaciones.

A propósito de la Resurrección de Cristo, los relatos bíblicos nos recuerdan que las mujeres valientes que estuvieron al pie de la cruz, fueron al sepulcro y al encontrarlo vació, de inmediato lo comunicaron a Pedro y de ahí se desencadenaron muchos eventos más, constatables por la crítica histórica. Las valientes mujeres pasan a la historia como alto ejemplo de arrojo, de desafío a las autoridades de aquel tiempo, para que no nos extrañe, en la época moderna, como van a la vanguardia en la búsqueda del hijo o de pariente o desconocido, desaparecidos.

Las semanas que siguen, nos encontramos como supercarretera rumbo a las elecciones federales, del 1º de julio, en medio de un batuqueadero de informaciones que mezclan verdaderas y falsas noticias. En la lucha electoral participan muchas mujeres que son menos proclives a la corrupción, aunque no todas. Los partidos políticos y las redes sociales hacen una promoción muy amplia de éste evento. Esta que es una novedad notable del presente evento, se une a un número de jóvenes, posibles participantes, que no es fácil que conozcan las marrullerías políticas del pasado, pero que sí son enfáticos en admitir que no les agrada la actual situación social, que con su voto, pueden darle otro viraje.

Para activar la participación política, los obispos mexicanos han publicado un mensaje titulado “Participar para transformar”, en el que de entrada señalan el deber de los creyentes de participar en la vida cívica, no de cualquier manera, sino con un voto razonado. Se advierte que la coyuntura política no tiene comparación a las ocasiones pasadas. Abordan los obispos las situaciones de cierta perplejidad, pero nunca para que alguien se sienta invitado a la no participación. Piden un esfuerzo de discernimiento crítico que permita decidir por quienes puedan decidir un rumbo asegurado del país, en búsqueda del bien común y no ventajas sólo personales o de grupo, como se acostumbra tanto entre los mexicano.


jesus_delatorre@live.com.mx

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.