• Regístrate
Estás leyendo: La paz, con la valentía de los migrantes
Comparte esta noticia
Miércoles , 26.09.2018 / 10:53 Hoy

La paz, con la valentía de los migrantes

Publicidad
Publicidad

En la columna de la semana pasada, hemos comentado que el día primero de enero se celebra la 51° Jornada Mundial de la Paz, con el tema asignado por el Papa Francisco: “Migrantes y refugiados: hombres y mujeres que buscan la paz”. Dice el Papa:

“Observando a los migrantes, esta mirada sabe descubrir que no llegan con las manos vacías: traen consigo la riqueza de su valentía, su capacidad, sus energías y sus aspiraciones, y por supuesto los tesoros de su propia cultura, enriqueciendo así la vida de las naciones que los acogen”(Núm 3).

Los migrantes son un anuncio de primavera para nuestros campos y ciudades. Lo expresa el Papa Francisco así:

“Quienes se dejan guiar por esta mirada son capaces de reconocer los renuevos de paz que están ya brotando y de favorecer su crecimiento. Transformarán en talleres de paz nuestras ciudades, a menudo divididas y polarizadas por conflictos que están relacionados precisamente con la presencia de migrantes y refugiados”(Núm. 3).

Esta visión contrasta con el trato salvaje que suelen dar nuestras autoridades a los centroamericanos que cruzan nuestras ciudades. Se les desprecia, golpea, se les despoja del dinero que traen para el tránsito por este país; sin averiguar, se les juzga como narcotraficantes, se les encarcela, se les deporta a su país de origen para quedar bien con los Estados Unidos.

En general, no somos un país para que los migrantes encuentren un hogar fraterno.

No cabe duda que hay que ser observadores juiciosos, pero lo que no se vale es aplicarle una norma implacable de juicio negativo. Quizá no estemos preparados para recibir al emigrante, pero tenemos el deber de prepararnos.

Si abundan buenas razones para ver a los migrantes como promotores de paz, también abundan para que nosotros, ciudadanos de esta región lagunera y de éste país, seamos constructores de paz, comenzado con quien la fe en el Evangelio motiva a la vida; por quienes no opinan como nosotros y son nuestros vecinos y compañeros de estudio y de trabajo; por quienes ejercen la política con el deber de promover el bien común, sin estarse promoviendo como incorruptos, que nadie se las cree; por quienes aspiran a regir el país, en la próxima elección federal, para que los escuchemos en forma razonada; por quienes ejercen de árbitros en los distintos puestos electorales, que no se hagan que la Virgen les habla, cuando fallan en falso.


jesus_delatorre@live.com.mx

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.