• Regístrate
Estás leyendo: La difícil afectividad cuando papá y mamá trabajan
Comparte esta noticia
Lunes , 23.07.2018 / 07:34 Hoy

Areópago

La difícil afectividad cuando papá y mamá trabajan

Jesús de la Torre T. Pbro.

Publicidad
Publicidad

El pasado 14 de junio, el presbiterio de Torreón realizó una reflexión sobre la “Exhortación Apostólica La Alegría del Amor”, del Papa Francisco, coordinados por el P. Jacinto Rivera, con el apoyo de un equipo de laicos de Pastoral Familiar. Empleando una metodología participativa desde las prácticas pastorales a los principios. Organizados en nueve equipos, los presbíteros se asomaron a los grandes temas familiares, que el Papa menciona en el citado documento.

La amplitud del documento pontificio, llevó a los participantes a temas como el cuidado de la creación desde la familia; el Sacramento del matrimonio no como un requisito social para casarse, sino como vocación cristiana de vida; las redes sociales que encierran a los hijos en las recámaras de familia, de donde es muy difícil sacarlos por “lo pica” que están; la sexualidad banalizada y no valorizada en relación a la plenitud del amor conyugal.

Se generó una importante reflexión de la Iglesia como un hospital de campaña para todos, dada la situación que actualmente se juega en los ambientes familiares, a donde se debe llegar para la cura más elemental, donde no se le pregunta a nadie si tiene colesterol, si le han subido los triglicéridos, etc., ya que lo que urge es proporcionar los primeros auxilios al que llega, para que viva. No es tan importante aplicar cierto legalismo de quien pretende ser justo y termina por estar lejos de Dios.

Tema casi espeluznante es la falta de afectividad en la familia porque los hijos están solos ya que en la mayoría de los casos, los papas trabajan o los dejan al cuidado de los abuelos, en muchos casos ya cansados porque en la vida ya cruzaron por las fatigosas tareas de atender a quienes fueron sus hijos. Las condiciones modernas del sistema no deja espacios para lo que puede ser el ejercicio de una valiente afectividad, como ingrediente indispensable para darle ternura y comprensión a los ambientes familiares.

Quedó en los reflexivos presbíteros el fomentar talleres de estudio profundizado sobre el documento pontificio, como ya se está llevando a cabo en estos domingos, en la Parroquia del Sagrado Corazón de Jesús. Se ocupan de la pastoral familiar algunas parroquias, el equipo diocesano de Pastoral Familiar, el Movimiento Familiar Cristiano, encuentro para novios, ect., pero hay que advertir que la Exhortación Pastoral La Alegría del Amor, es un documento que comenzó a prepararse desde el pontificado de Benedicto XVI y se le dio más impulso con un Sínodo Extraordinario y el Sínodo Ordinario.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.