• Regístrate
Estás leyendo: Dos obispos en Torreón: uno entrega; el otro recibe
Comparte esta noticia

Areópago

Dos obispos en Torreón: uno entrega; el otro recibe

Jesús de la Torre T. Pbro.

Publicidad
Publicidad

Para el 29 de noviembre está fijada la fecha de consagración del que será el cuarto obispo de Torreón, en ceremonia que presidirá el Nuncio Apostólico en México, a las cinco de la tarde, en el Coliseo Centenario. Se sabe ya que participarán en la solemne ceremonia, por lo menos medio centenar de obispos y cuatrocientos sacerdotes. Luis Martín Barraza Beltrán, sucede como Obispo de Torreón, al primer obispo Dn. Fernando Romo Gutiérrez, a Dn. Luis Morales Reyes, el segundo, a Dn. José Guadalupe Galván, el tercero. Esta sede episcopal ha sido ocupada por pocos obispos. Quién duró menos fue Dn. Luis Morales Reyes, con 14 años. Cada Obispo ha dejado una marca muy agradable en la Diócesis de Torreón.

Dn. José Guadalupe deja de ser pastor diocesano de Torreón y por voluntad generosa, se queda a vivir aquí, como Obispo Emérito, en calidad de servidor en la Diócesis, como ha dicho él mismo: “no va a haber dos mandos en Torreón; el del mando en Dn. Martín, yo estaré en su servicio”. En las actuales normas de la Iglesia, los obispos eméritos gozan de un estatuto pastoral muy apreciado. La Iglesia no los envía a la discontinuidad pastoral, sino que los incorpora para que den lo mejor de sí mismos, como pastores de la Iglesia con la rica experiencia de los años de dedicación pastoral.

Luis Martín Barraza Beltrán, el nuevo obispo para Torreón, fue ordenado presbítero en Chihuahua, por Dn. Adalberto Almeida y Merino, arzobispo de un gran compromiso social, que coordinó los trabajos para la Carta Pastoral del Episcopado Mexicano, sobre el Desarrollo Integral da México, que en su tiempo provocó un gran revuelo en la Iglesia mexicana y en la sociedad civil, por sus directrices notables. Esta Carta Pastoral fue citada por el Papa Pablo VI, en la inauguración de la II Conferencia del Episcopado Mexicano, en Medellín, Colombia, en 1968.

Se movieron en ésta línea pastoral los obispos y las diócesis de Chihuahua, Ciudad Juárez, Torreón, Nuevo Casas Grandes, Tarahumara, El Salto, ésta última muy al principio. Se les llamó Región Pastoral del Norte. De ésta experiencia pastoral salieron buenas decisiones.

Ahora que nos llega un obispo de esa cepa pastoral no deja de sentirse el beneplácito, sin que se esté pensando en repetir el pasado, pero sí tener en cuenta la línea da compromiso que hoy se expresa como una Iglesia con discípulos misioneros, con una misión eclesial de nuevo contenido pastoral.


jesus_delatorre@live.com.mx

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.