• Regístrate
Estás leyendo: Democracias de acción restringida
Comparte esta noticia
Jueves , 13.12.2018 / 03:52 Hoy

Areópago

Democracias de acción restringida

Jesús de la Torre T. Pbro.

Publicidad
Publicidad

En visita de Estado de Enrique Peña Nieto a los Estados Unidos, frente al jefe de Estado de aquel país, Peña Nieto habló mal de los proyectos populistas como un peligro para los pueblos. 


El presidente de recientes años en aquel país, Barak Obama, en su turno a la palabra, dijo que quería saber qué era eso del populismo, ya que él quería ser un populista. ¡Órale!


El populismo como palabra usual de los políticos, que luego no coincide con los sociólogos, ni con los analistas sociales, es un término de acusación a quién se juzga desacertado en su propuesta política. El populismo está lleno de promesas y premios a los desfavorecidos, sobre todo. El que promete aparece como un conocedor infalible de la realidad de miseria del pueblo, y para este, tiene una solución fuera de lo normal, pero a condición de que favorezca al líder proponente. El populismo juega para el futuro sus promesas, si tiene dificultades para obsequiar sus dádivas en el presente. El proponente tiene signos de liberador. 


Al final de cuentas, los más avisados políticos advierten defectos, pero se contentan con hablar de democracias restringidas.


En las actuales campañas electorales, dada la formación deficiente del pueblo, en general todos los candidatos son populistas, pero ellos le acusan al otro: 


“te hablan, compadre”. Pero se lo dicen al pueblo, para que el pueblo con su voto, desprecie al otro. y el pueblo que poco entiende, termina con un juicio sumario: todos los candidatos dicen lo mismo; todos prometen lo mismo. Este juicio es la síntesis de la desinformación y de que vale gorro lo que se traen los candidatos en sus dimes y diretes.


La mera verdad es que el próximo primero de julio, los mexicanos estaremos ante un reto crucial para nuestro sistema social, político, democrático. La desinformación sobre este asunto es un daño colectivo. 


No es bueno que nos valga gorro. Hay tiempo para corregir tal tendencia irresponsable. Los fenómenos de la pobreza, la corrupción, la migración masiva de mexicanos y centroamericanos que cruzan por nuestro territorio, los más de 200 mil muertos en forma violenta, los cientos y cientos de personas afectadas por su familiares desaparecidos, todos esos datos son como dados cargados que van en nuestra boleta electoral que nos llama a un voto informado, y dentro de este deber, está el que sea un voto diferenciado para que se manifiesten todas las tendencias sociales del país. Otra consideración que no sobra, es que se vota,¡ y ya! 



jesus_delatorre@live.com.mx

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.