• Regístrate
Estás leyendo: 51° Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales
Comparte esta noticia
Martes , 18.09.2018 / 22:37 Hoy

Areópago

51° Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales

Jesús de la Torre T. Pbro.

Publicidad
Publicidad

El Papa Francisco ha enviado un mensaje para reflexionar sobre la importancia que le debemos dar a la información, que hoy en día se difunde por un gran número de medios electrónicos, radio, prensa etc.

Nos advierte sobre una inclinación generalizada para estar dándole atención a noticias malas, como son, terrorismo, narcotráfico, escándalos, corrupción, y no nos dice que evitemos tales informaciones, ni que hagamos una interpretaciones dulzonas, “que no dejan de afectar por el escándalo del mal”. Finca su mensaje en una observación muy sólida: “Nuestros padres en la fe ya hablaban de la mente humana como de una piedra de molino que, movida por el agua, no se puede detener. Sin embargo, quien se encarga del molino tiene la posibilidad de decidir si moler trigo o cizaña. La mente del hombre está siempre en acción y no puede dejar de “moler” lo que recibe, pero está en nosotros decidir qué material le ofrecemos”.

El Papa Francisco nos asesora para que a la gran piedra de Molino le acerquemos material para moler cada día una abundante información “para ofrecer un pan bueno y bueno a todos los que se alimentan de los frutos de la comunicación”. No juzga bien el Papa el hecho de que “fácilmente se hace espectáculo del drama del dolor y del misterio del mal” que es una explicación del “todo me vale un pepino” que cultiva la inconsciencia. En este escenario se pueden mover muchos ciudadanos coahuilenses que les vale gorro el cumplimiento de ir a votar el próximo domingo, o el votar por el que sea, con el argumento de que todos son lo mismo, sin una información madura y razonada.

Ya como buena noticia, que funda la esperanza, en la Diócesis está el hecho del P. José Campos, que por varios años fue Párroco de “María Madre de Dios” en el Cañón de Jimulco, donde trabajó con dedicación, logrando que el Obispo diocesano Dn. José Guadalupe Galván, por su medio visitara aún las comunidades campesinas más pequeñas. Generoso. Valiente.

Sólo la enfermedad le apartó de sus fieles. Ahora sigue el P. Guillermo Zamora Barrientos, originario de los barrios en rededor de la Parroquia Nuestra Señora de San Juan de los Lagos, de la calle 26.

Estaba en San Pedro de las Colonias como vicario parroquial. Andariego el muchacho. Ahora tendrá los 90 kilómetros de Jimulco, con sus entusiastas comunidades campesinas a quién atender, con los problemas sociales de los márgenes del río Aguanaval.


jesus_delatorre@live.com.mx

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.