• Regístrate
Estás leyendo: "Juan y Jhonny" están de luto
Comparte esta noticia
Lunes , 18.06.2018 / 15:39 Hoy

Balurdo

"Juan y Jhonny" están de luto

Jesús Cruz Flores

Publicidad
Publicidad

Consuelo Pruneda Alcaraz. Nuestra entrañable y querida Chelo Pruneda. Fue una mujer que dedicó su vida al desarrollo de las artes escénicas. Desde su estancia por el CEDART José Clemente Orozco del INBA y fuera de él. Chelo fue una promotora activa de las artes. Una mujer que tenía la entereza de siempre dar y compartir su conocimiento. Una maestra a la cual les fue difícil jubilar. Dado que se negaba a hacerlo y deseaba seguir enseñando el oficio del teatro y sus recovecos. Ella era una mujer sencilla, y disciplinada, que tenía la virtud de ser un imán que lograba reunirnos en torno de ella y mantenernos expectantes de sus palabras. Era una persona muy apreciada por todos los teatreros del café D´Val. Espacio en donde actores, guionistas, dramaturgo, cineastas, académicos e investigadores de la cultura y las artes, entre otros, tuvimos a bien contar con su amistad y charlar. Pasar una velada ahí con ella era agradable. Anécdotas de esas reuniones hay muchas y variadas. En lo personal. Mi amistad con Chelito Pruneda, dio inicio en el taller Letra en escena, que impartía Vicente Leñero y que dio pie a un breve pero sustancioso movimiento de teatreros, principalmente, de la ciudad de Guadalajara. Cabe mencionar que ante sus charlas sobre la historia del teatro nacional, y desde sus vivencias que eran sustanciosas, muchas veces le insistí en que escribiera sus memorias. Era un placer el escucharla hablar sobre la escena nacional. Ella solo me miraba y solía decirme que ya merito lo haría. Mirándome con una mirada firme y con una sonrisa tierna. En el fondo yo sabía que por la edad de Chelo era pedirle un gran esfuerzo. Sin embargo tuve el privilegio de leer el original de su libro Apuntes para el Teatro, cuando lo estaba redactando y también pude, debo de reconocerlo, leer el prólogo del mismo, antes de que ella lo conociera, lo cual se debió a lo siguiente: En una de las ferias del libro de Guadalajara me encontré a Vicente Leñero. Tras una breve charla de pasillo. Me preguntó sobre Consuelo Pruneda. Una charla que me pareció tierna, porque conocí una faceta de Leñero que me lleno de sorpresa. Vicente Leñero "me abueleó". El diálogo de esa charla lo tengo bien presente.-Jesús ¿Ves a Consuelo Pruneda?

- sí maestro. La veo casi a diario en el café.

–No, podré verla en este viaje ¿Le entregas este sobre? Es el prólogo de su libro.

-¿Si la conoces?

–Sí, la conozco muy bien, maestro.

Cabe mencionar que ese día me fui directo de la FIL al café, pero en el trayecto no pude evitar leer el contenido del sobre que por fortuna, para mí, venía abierto. De esa manera leí el prólogo mecanografiado a la manera tradicional, ya que Leñero, en ese tiempo, solía escribir a máquina mecánica y no a computadora. Llegué al D´Val, le entregué el sobrea Chelito, y me guardé que ya conocía el texto por entero. Meses después recibiría el libro impreso. Consuelo Pruneda me lo obsequiaba como me había obsequiado mucho de sus saberes y conocimientos. Gracias Consuelo Pruneda un minuto de aplausos y hasta pronto.

Post data. La función continúa y hoy a las 20:00 horas en el Foro Santa cafeína haremos Panopticando. Una velada literaria en la que participamos los escritores Anja Aguilera, Miguel Reynoso, Blanca Bátiz, Amado Aurelio Pérez, Lucila May Peña Oscar Zarate y un servidor. Contándose con la intervención musical de MC vivas Ft E Mendez. También el sábado se presentaen la Azotea Cósmica el libro Tercer Hombre de Rogelio Laguna esto es a la 21:00 hrs. Estaremos presentando Blanca Bátiz y un servidor. Los esperamos.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.