• Regístrate
Estás leyendo: Cuando la radio suena.
Comparte esta noticia
Jueves , 20.09.2018 / 23:39 Hoy

Balurdo

Cuando la radio suena.

Jesús Cruz Flores

Publicidad
Publicidad

En este mes de mayo tuve en suerte asistir a la función de una obra de teatro de Marco Orozco, La radio. La puesta en escena que tiene, en bien, su temporada en el Teatro Experimental de Jalisco. Los viernes y sábados a las 20:00 horas. Es un texto dramático que, a decir del autor, trata una historia real acaecida en Yahualica. Teniendo una factura con sabor a épocas pasadas pero todavía no superadas. Sobre todo dentro de esta realidad de un México Profundo. El guion, en términos globales tiene una muy buena factura. Sobre su trama, ésta aborda la historia de una mujer que es iniciada al matrimonio a la usanza antigua; casi desconociendo al futuro marido y con la violencia de género asumida como justa y necesaria. Un texto que muestra un agro que para muchos ya está superado, pero que en la realidad tiene una buena dosis de vigencia. De ahí uno de los valores del texto dramático de Marco. Un valor, que en estos tiempos de revisiones de las interacciones sociales de género es fundamental, el exponer una problemática que pudiera asignársele el papel de la denuncia social mediante la exposición de fenómeno. Tan actual como los tiempos en que se sitúa la obra de Marco. La imposición social donde la voluntad patriarcal que se impone de golpe sobre los seres humanos. La violencia atávica generada en la adversidad de poder poseer ese oscuro objeto del deseo, en este caso representado en la figura de Esperanza quien tiene la posibilidad de redimir en el amor al trashumante de la historia, pero ante las circunstancias del momento se diluye esa posibilidad, precipitándose con el ello la muerte propia. Esto ante los atavismos familiares que inician con socavar la fortaleza espiritual y el cuerpo que se va desmoronándose. En lo que los mismos del pueblo asumen como una enfermedad del alma. En todo ello jugándose una violencia, simbólica y real. Violencia vista como natural dentro de la moral y los usos de una región “tradicionalista”. El desarraigo y el retorno obligado como posibilidad de mantener un equilibrio de la psique de un personaje que trata de mantenerse a flote, porque pesé a las coyunturas que pudieran dar origen a un cambio sustancial estas se diluyen. De ahí la necesidad del medio que de manera etérea (área) pueda ayudar a sustantivar al verbo en acción. Una característica que acerca a la obra de Marco Acosta al grotesco criollo, y junto con pegado toca la asociación mágica, a la cual se marca como realismo mágico. La radio.

La Radio bajo la dirección escénica de Moisés Orozco y con el elenco del Tercer Grupo se constituye en un espectáculo de mucha calidad. Destacándose el papel de la actriz Andrea Aldana quien interpreta el personaje de Esperanza. Un buen reparto en el que se conjuga la experiencia de Yosi Lugo, Marco Orozco y de José Madrigal con la juventud disciplinada de Manuel Mendoza, Gloria Ramírez y Lupita Ibarra; quienes logran un buen equilibrio en la escena, lo que se traduce en una puesta que vale la pena observar. Asista al teatro o a otros espectáculos escénicos.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.