• Regístrate
Estás leyendo: Adiós, partida y muerte
Comparte esta noticia

Balurdo

Adiós, partida y muerte

Jesús Cruz Flores

Publicidad
Publicidad

Dentro del mes de octubre y el mes de noviembre se tienen fechas para rememorar a los seres queridos y no tan apreciados. Porque de todo se encuentra en “el huerto del señor”.

En México el 2 de octubre es un recuerdo viviente, y más aún porque a las víctimas del 2 de octubre de 1968 se suman los 43 normalistas de Ayotzinapa, siendo, en ambos casos, los desaparecidos y torturados un símbolo de resistencia social y de lucha por la justicia en México.

En teatro uno de los dramaturgos comprometidos con esa búsqueda de la justicia es Felipe Galván quien ha reiterado con énfasis la necesidad de la memoria histórica acompañada de justicia. Entre el sin adiós de la partida por la violencia del estado y las ausencias forzadas. El teatro no queda exento de reflejar los momentos vergonzosos de nuestra historia. Un país en cuyo crecimiento más allá del lucro asistencial, pareciera que los ciudadanos y extranjeros no existen como personas sino como números. Es entonces cuando los números se tornan con una identidad propia, en cuanta regresiva 43, 42 hasta llegar al uno. Al individuo inmerso en su casi invisibilidad. De ahí la necesidad de hacer visibles a los no visibles. Esta es la apuesta de una sociedad y también de sus dramaturgos.

En Jalisco Hugo Salcedo Larios es uno de los dramaturgos que le apuestan seriamente a la memoria. De tal suerte que muchas de sus obras son recordatorios, para que no olvidemos. Desde Música de balas, pasando por Bárbara Gandiaga (Crimen y condena en la misión de Santo Tomás) hasta el Viaje de los Cantores. La violencia infligida sobre el individuo, y su colectividad, es una de las características definitorias de su propuesta temática y es parte del valor estético de sus obras teatrales. Obras que tienen la plena vigencia en nuestra realidad latinoamericana y mundial. Tal es caso del fenómeno migratorio que siempre hemos vivenciado, pero que toma relevancia ante la Marcha de, principalmente hondureños, migrantes. Adiós con muchas marchas forzadas. Partida y muerte como lo refleja el Viaje de los cantores de Hugo Salcedo. Partes de la ya cotidianidad de un México y una América que no deja de preguntarse ¿Dónde están nuestros desaparecidos? ¿Dónde están nuestros abuelos, nuestros padres, nuestros hijos, nuestros nietos? ¿Dónde están nuestros estudiantes, obreros, campesinos, profesionistas, nuestros migrantes, nuestros residentes, nuestros ciudadanos y hermanos latinoamericanos?

Mientras tanto celebramos y rememoramos a nuestro fieles difuntos; que sí sabemos dónde quedaron y donde están. La fiesta del Día de muertos es parte de los usos y costumbres heredadas de la época precolombina. Se celebra la tradicional interacción, simbólica, de los vivos con los muertos en una fiesta que tiene cabida la noche del 1 para llegar al día del 2 de noviembre. Esta tradición ha desembocado en llevar a la escena diversos espectáculos, con sus matices y sus colores.

Una de esas puestas es la realizada por el grupo Fariano Producciones. Las Ca....trinas dirigida por Juan Manuel Solorio es un texto dramático de Adriana Abundis Medina en la cual actúan Rossy Pérez, Marcela Horta, Lupita Contreras, Mónica Ramcal, Monsterrat Zavala, Dánae Rico y Hayde Balmur. Los interesados pueden acudir a las funciones que el colectivo dará el 8 y 9 de Noviembre en la Casa de la Cultura de Jalisco, en 16 de septiembre y Constituyentes

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.