• Regístrate
Estás leyendo: En todos lados, por todas partes
Comparte esta noticia

Cortando rábanos

En todos lados, por todas partes

Jesús Antonio "Frino" Rodríguez Aguirre

Publicidad
Publicidad

Julio César Mondragón fue asesinado en Guerrero. Tenía 22 años y tan sólo un mes de haber entrado a la Escuela Normal de Ayotzinapa. Su cuerpo fue encontrado el domingo 28 de septiembre con marcas de una brutalidad terrible: no tenía heridas por arma blanca o de fuego, lo mataron a golpes. Después, le quitaron la piel del rostro y lo arrojaron a la calle. Perversa metáfora de una violencia que intenta reducirnos hasta el anonimato y el silencio, todos podemos ser el rostro y la voz de Julio César Mondragón. Dos meses antes, Julio había visto nacer a su primera hija, Melissa. ¿Qué explicaciones le daremos a ella cuando crezca? ¿Qué México heredará de nosotros?Para mañana se tiene contemplado el Día de Acción Global por Ayotzinapa: paros, asambleas y marchas en distintas ciudades dentro y fuera de México. Justicia y verdad para Ayotzinapa, justicia y verdad para México.

Del Bravo al Usumacinta, del Atlántico al Pacífico, un objetivo específico reclama saliva y tinta. Una sociedad distinta donde quepa la razón, aumenta la indignación por todas partes del mapa México es Ayotzinapa con toda su población:

Meseras, electricistas, estudiantes, contadores, monjas, poetas, doctores, chefs, mariachis, periodistas. Diseñadores, taxistas, bailarinas, carpinteros, campesinos y mineros con la misma convicción: Julio César Mondragón tu rostro es México entero.

Hablan por ti Iztapalapa, Querétaro y Hermosillo, Ciudad Victoria, Saltillo, San Luis Potosí y Xalapa. Puebla, Monterrey, Ixtapa, La Paz, Mérida, León, Tuxtla, Veracruz, Torreón, Durango y Ciudad Madero: tu voz es México entero Julio César Mondragón.


cortandorabanos@yahoo.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.