• Regístrate
Estás leyendo: El silencio de Bergoglio
Comparte esta noticia
Lunes , 16.07.2018 / 17:41 Hoy

Cortando rábanos

El silencio de Bergoglio

Jesús Antonio "Frino" Rodríguez Aguirre

Publicidad
Publicidad

Llegó el padre Bergoglio y, nos guste o no, tiene todos los ojos puestos sobre él. ¿Con quiénes ha decidido compartir su visibilidad? Ya aceptó reunirse con la cumbre política mexicana pero no con los padres de los 43 normalistas desaparecidos.

Ha preferido retratarse con niños y ancianos enfermos que entrevistarse con los líderes de nuestros sectores más vulnerables. No ha salido de su boca la palabra Ayotzinapa, ni Tlatlaya, ni Pasta de Conchos; los verdaderos menesterosos de nuestra sociedad. Del hermoso soneto (Himno de Vísperas) que el padre Bergoglio soltó el sábado en la homilía de la Basílica, tomé prestado el último verso, “en tu casto silencio de azucenas”, para hacer unas cuantas reflexiones al respecto. Dispensen lo mal trovado:

Llamarle pan al pan y al vino, vino,

referirse a las cosas por su nombre

usar el adjetivo y el pronombre

llamándole “asesino” al asesino.

Si ves que Barrabás por el camino

sembrando va el país de Últimas Cenas,

que es un crucificar de Magdalenas

mi patria de Tijuana a Iztapalapa,

¿Por qué no mencionar a Ayotzinapa

en tu casto silencio de azucenas?

¿Por qué no entrevistarse con los padres

que a los 43 siguen buscando?

Seguro que también viven rezando

por ellos sus abuelas y sus madres.

Vi por televisión esos encuadres

donde cargasa un niño, las escenas

de tu oración pasiva en la que apenas

se entiende un padrenuestro entre rumores

¿Se escuchará la voz de Anabel Flores

en tu casto silencio de azucenas?

No pido que desates nuestros nudos,

eso nos corresponde -es evidente-

pero dale el ejemplo a nuestra gente

de que ser buen cristiano no es ser mudo.

Todo tiene su tiempo, no lo dudo:

las redes de pescar sobre la arena,

el pan que se reparte a manos llenas

pero pasando al pan de otras canastas

¿Se escucharán los curas pederastas

en tu casto silencio de azucenas?

Bien sabes que una iglesia monolítica

no existe hoy ni existirá mañana

y sabes que el Sermón de la Montaña

es un rotundo ejemplo de política.

No bombardeo la fe con esta crítica,

-me ha dado el Evangelio cosas buenas-

quisiera hablar de cosas más terrenas

saber si para el mundo ya es muy tarde,

si puedes escuchar que México arde

en tu casto silencio de azucenas.



cortandorabanos@yahoo.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.