• Regístrate
Estás leyendo: 2017-09-05
Comparte esta noticia
Sábado , 23.06.2018 / 11:28 Hoy

Cortando rábanos

2017-09-05

Jesús Antonio "Frino" Rodríguez Aguirre

Publicidad
Publicidad

Este lunes la noticia fue que Raúl Cervantes Andrade, actual Procurador General de la República, compró un Ferrari de 4 millones de pesos en 2012, cuando tenía apenas 13 días de haber asumido el cargo de Senador de la República por parte del PRI. El auto, para evadir los pagos de tenencia, fue registrado en un domicilio fantasma en Cuernavaca.

La noticia no pasaría de ser un caso común de evasión de impuestos y enriquecimiento inexplicable, si no fuera porque es a Cervantes Andrade a quien se intenta designar, “por pase automático”, como el próximo Fiscal Anticorrupción, designio ante el que han protestado más de 200 organizaciones sociales y ciudadanas bajo el lema #Fiscalíaquesirva. Acelero con mis rábanos:

Raúl Cervantes Andrade

seguro es también actriz

¿o será que el infeliz

pagar impuestos evade?

La razón de que me enfade

y esté cada vez más mal

es saber que un dineral

ordeñado del erario

gastó el triste funcionario

que ahora quiere ser fiscal.

Para quitarse el antojo

de ser mejor conductor

el señor procurador

se compró un Ferrari rojo.

El motivo de mi enojo

es ver que ha usado sus puestos

en negocios poco honestos

el socio del Presidente,

y hoy anda -literalmente-

montado en nuestros impuestos.

México está mal, sospecho,

empezando por la escuela

al ver que esta sanguijuela

es un “doctor en Derecho”.

Y de una vez aprovecho

que estoy haciendo esta plana

para decir que de lana

Raúl no gastó un penique

porque estudió —igual que Enrique—

en la Panamericana.

Costó el Ferrari en cuestión

cuatro millones de pesos,

si eso no es tener excesos

no sé decir cuáles son

¿Fiscal anticorrupción?

Mas bien lobo en el rebaño

Para reparar los daños

no le alcanza el purgatorio

yo lo enviaría al reclusorio

los próximos noventa años.



cortandorabanos@yahoo.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.