• Regístrate
Estás leyendo: Vida, obra y milagros... de los candidatos
Comparte esta noticia
Sábado , 26.05.2018 / 19:37 Hoy

Panóptico

Vida, obra y milagros... de los candidatos

Javier Sepúlveda

Publicidad
Publicidad

Es Viernes Santo y la comunidad cristiana conmemora hoy la Pasión de Cristo que culminó con su crucifixión.

Mediante el catecismo, a casi todos les enseñan desde niños la vida, obra y milagros de Jesús, como parte del adoctrinamiento religioso católico.

Hoy, Viernes Santo, también inician oficialmente las campañas presidenciales, a la par con el bombardeo de sus promesas y compromisos.

Muchos son los que discuten sobre las bondades y defectos de los candidatos a la Presidencia de la República, pero pocos los que realmente llegan a preocuparse por consultar sus biografías, sus currículos, lo que han hecho a lo largo de su trayectoria política y profesional, y cuáles son sus orígenes familiares, sus valores y su formación académica. Casi todos hablan de oídas y reproducen fake news.

Los mexicanos ya estamos acostumbrados a maldecir a toro pasado, cuando se nos revelan de golpe y porrazo la vida, obra y milagros del Presidente o del gobernador que se va y descubrimos que lo único que cambió fue su fortuna personal, porque las finanzas familiares siguen igual para las mayorías.

Continúa la misma proporción de pobres que había desde que cerró el sexenio de Carlos Salinas, algo así como el 50 por ciento de la población, combinados con los mismos apellidos del puñado de mexicanos multimillonarios más ricos del planeta con que cada año nos informa la revista Forbes.

Apellidos tan rancios como los de los caciques políticos y de ex presidentes y ex gobernadores que se adueñaron de los espacios, las cámaras y los micrófonos, operando dentro de los palacios de los tomadores de decisiones políticas y económicas.

Ya desde antes de terminar el sexenio de Salinas, Luis Donaldo Colosio hablaba en su campaña de “transformar las buenas finanzas nacionales en buenas finanzas familiares”, algo que sigue siendo una promesa muy socorrida, porque todo sigue igual que en 1994.

Por eso, para que luego nadie se dé por engañado, es tiempo de revisar la vida, obra y milagros de cada aspirante, para no terminar otra vez crucificados en 2024.

javier.sepulveda@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.