• Regístrate
Estás leyendo: Días oscuros en el PAN (II)
Comparte esta noticia
Miércoles , 21.11.2018 / 10:29 Hoy

Panóptico

Días oscuros en el PAN (II)

Javier Sepúlveda

Publicidad
Publicidad

Con elecciones estatales y nacionales en puerta, el Partido Acción Nacional se debate en una crisis interna derivada del reacomodo de grupos que buscan la supervivencia, más que ideológica, política y sobre todo económica.

Lentamente van siendo relegados de la nómina después del 1 de julio, cuando perdieron San Pedro en las urnas y, ganados en Monterrey y Guadalupe, les arrebataron los apretados triunfos en las mesas de los tribunales electorales.

Los dirigentes de los partidos políticos en México están acostumbrados a las prerrogativas derivadas de los porcentajes obtenidos en los procesos electorales, mientras que sus militantes y simpatizantes más férreos están acostumbrados a vivir de las nóminas estatales o municipales en donde son gobierno.

En el PAN aprendieron pronto del PRI: vivir fuera del presupuesto es vivir en el error. Por eso se aferran a conservar cargos públicos y a mantener en la nómina gubernamental al mayor número posible de sus afiliados.

Y ayer demostraron que, así sean dos meses de gobierno interino en Monterrey, quieren ahí a su gente de mayor confianza, aunque sea para cobrar cuatro quincenas, pero sobre todo para apalancar la próxima mini campaña de apenas 15 días, esa que comenzará el día 28 de este mes y concluirá justo el 12 de diciembre.

Quieren llegar al Palacio de Cristal para evidenciar todo lo que esté mal, para levantarle el tapete a la administración que acaba de concluir, para denunciar todo lo que consideren útil para la precampaña de Felipe de Jesús Cantú, que ya comenzó desde poco después de que el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación anuló los comicios del 1 de julio.

Vienen tiempos interesantes, pero el escenario para el PAN se oscurece aún más porque ayer ninguna de las fracciones del Congreso del Estado se sumó a su propuesta para nombrar un gobierno interino de Monterrey.

Muy mala señal para la mini campaña que se avecina en pos de la alcaldía, en donde los dos contendientes principales buscarían alianzas subterráneas o declinaciones de algunos de los ex candidatos.

Y a la anulación de los comicios se suma un escenario impredecible por atípico, porque casi a la par con la mini campaña, estará comenzando también el sexenio de Andrés Manuel López Obrador, con la ex panista Judith Díaz como la mujer fuerte del presupuesto federal en Nuevo León.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.