• Regístrate
Estás leyendo: Contra la violencia... ‘disparos’ de votos
Comparte esta noticia

Panóptico

Contra la violencia... ‘disparos’ de votos

Javier Sepúlveda

Publicidad
Publicidad

Se fue el mes de mayo y comienza junio. Falta un mes exacto para salir a votar en un país que no puede superar la espiral de violencia, una herida que genera no solo impotencia, sino también rabia que se trasladará a las urnas.

Entre los cientos de muertos producto de los enfrentamientos del crimen organizado, también fueron asesinados en mayo tres periodistas.

Nuevo León no está exento de esa vorágine de sangre, porque además de la cuota de dos o tres muertos diarios, unos abatidos en enfrentamientos y otros hallados con signos de tortura y el tiro de gracia, la periodista Alicia Díaz González fue asesinada a golpes en su casa.

Tabasco, Nuevo León y Tamaulipas sufrieron asesinatos de periodistas: tres colegas muertos en menos de dos semanas, habla muy mal de la seguridad pública que un país ofrece a sus habitantes, porque tras esas muertes no hay autores intelectuales comunes, pero esa es otra historia.

El tema de fondo es la violencia que se recrudece en vísperas del proceso electoral. Mayo, según las cifras oficiales, es el tercer mes más violento en la historia reciente, violencia que parece ir en aumento.

Los ciudadanos que no se sienten tranquilos ni siquiera dentro de su casa están agraviados porque la seguridad pública es un asunto fallido, es, junto con el alto costo de productos y servicios, uno de los principales motivos de insatisfacción.

Demasiados impuestos para tan poca seguridad y tan pocos servicios de calidad, terminan por despertar los sentimientos ciudadanos de castigar a través del voto, de ejercer una suerte de violencia pasiva en las urnas.

Junio, el último mes de la campaña, será el mes más violento: además de los cadáveres, arreciará la violencia verbal en las campañas, se recrudecerá en el tercero y último debate presidencial, en las redes sociales, en los grupos de poder empresarial, y sobre todo entre los ciudadanos que discutirán cuál candidato es el mejor.

Violencia pasiva en las urnas, disrupción electoral, o como se le quiera llamar, siempre será mejor dirimir las diferencias con x disparos de votos... que con balas.

javier.sepulveda@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.